Ocho centrales nucleares francesas reanudarán a lo largo del mes de febrero su actividad, lo que contribuirá a mejorar el suministro a España


Central nuclear en Francia.

Ocho centrales nucleares francesas reanudarán a lo largo del mes de febrero su actividad, lo que contribuirá a mejorar el suministro en el país vecino, a reducir sus necesidades de importación y, con ello, a abaratar el precio de la electricidad en España. El parque nuclear francés llegó a tener 21 grupos nucleares indispuestos a finales del año pasado, circunstancia que, junto al aumento de la demanda por la ola de frío o la escasez de agua en los pantanos, provocó en enero una fuerte escalada en el precio de la electricidad en España. Álvaro Nadal afirma que España tiene que acostumbrarse a una energía cara.

Según datos del gestor de la red eléctrica francesa, RTE, recogidos por Europa Press, en febrero recuperarán su actividad grupos nucleares con una potencia nominal conjunta de 9.860 MW, más que la instalada en toda España. Tras ese momento, solo habrá 3.900 MW pendientes de recuperar su actividad. Durante el mes, se producirá el final de la indisponibilidad de las centrales de Cruas 3 (915 MW), Civaux 1 (1.495 MW), Civaux 2 (1.495 MW), Tricastin 2 (915 MW), Cattenom 2 (1.300 MW), Chooz 1 (1.500 MW), Gravelines 6 (910 MW) y Paluel 3 (1.330 MW).

Tras la entrada en operación de estas instalaciones, solo quedarán pendiente de reiniciar la actividad de cuatro centrales, que son las de Golfech 2 (1.310 MW), Fessenheim 2 (880 MW), Gravelines (910 MW) y Bugey (880 MW). Dos de ellas recuperarán su actividad en marzo y las otras dos en mayo y junio.

España ha sido tradicionalmente exportador de electricidad a Francia. El saldo positivo se ha producido de forma continuada entre 2003 y 2015, ejercicio en el que, por primera vez en más de una década, fueron superiores las importaciones, según se aprecia en una última memoria anual de Unesa.

En todo caso, las exportaciones se exacerbaron desde finales de 2016 por los problemas de suministro en Francia fruto de la indisponibilidad de las centrales nucleares, que no solo tensionaron el mercado eléctrico en la Península Ibérica, sino en el conjunto del continente.
Arranca la semana al alza

Con todo, el precio de la electricidad en el mercado mayorista empezará la semana al alza, ya que mañana, lunes, se situará en 49,66 euros el megavatio hora (MWh), un 3,9% más que el viernes, cuando marcó una media diaria de 47,77 euros el MWh, según datos de OMIE, el operador del mercado.

En la última semana, el recibo doméstico de la electricidad ha experimentado una bajada del 15% durante los días laborables de esta semana en comparación con los de la anterior, según cálculos de Europa Press realizados a partir del simulador de factura de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La llegada de la lluvia y del viento ha rebajado el precio de las ofertas de venta de electricidad presentadas por las centrales hidráulicas y ha procurado una mayor participación de la energía eólica, cuya actividad tiene un efecto depresor sobre el mercado mayorista de electricidad.

Entradas populares