Un columnista explica de qué manera China podría sacar partido de la política de EE.UU. respecto a México.



Thomas PeterReuters
Síguenos en Facebook

"La dura postura del presidente Donald Trump respecto a México podría facilitar que China se convierta en el principal socio comercial del país y de América Latina", observa el columnista Fred Imbert en un artículo para CNBC.

El experto se refiere a Sean Miner, miembro del 'think tank' conocido como Consejo Atlántico, quien hizo notar que el 80 % de las exportaciones mexicanas van a EE.UU. y que las tensiones comerciales entre ambos países hacen que el Gobierno mexicano "trate de encontrar nuevos mercados de exportación". "Recientemente, China y México se han acercado, lo que evidentemente es una consecuencia de las crecientes tensiones", afirmó.

Fred Imbert sostiene que ante el miedo de que las políticas del Gobierno de Trump pudieran limitar el comercio entre ambos países, "México ha estado buscando disminuir su dependencia económica de su gran vecino del norte". Según recuerda el columnista, en una reunión celebrada el pasado mes de diciembre entre oficiales mexicanos y chinos hubo un compromiso de profundizar relaciones entre ambos países.

Por otra parte, México no es la única nación de la región latinoamericana que "busca fortalecer los lazos económicos con China", destaca el experto. Si Pekín acuerda con Colombia un acuerdo de libre comercio, este último se unirá a países latinoamericanos como Perú, Chile y Costa Rica, que cuentan con acuerdos de comercio bilaterales con el gigante asiático.

En ese contexto, Imbert cita otra opinión de Sean Miner, quien resalta que "debido a la muerte del Acuerdo Transpacífico [TPP], los países quieren fortalecer los acuerdos comerciales regionales y van a considerar otras posibilidades que excluyen a EE.UU.". Según Fred Imbert, la cancelación del TPP por parte de Trump "ha impulsado a China a tratar de aprovechar las ventajas del vacío dejado por Estados Unidos".

Y eso es porque el gigante asiático ya ha aumentado su influencia económica en América Latina mucho antes de la victoria de Trump en las presidenciales, señala Imbert. De acuerdo con los datos de la organización sin fines de lucro Americas Society/Council of the Americas, el comercio entre China y los países latinoamericanos aumentó 24 veces entre 2000 y 2013.

No obstante, distintos expertos sostienen que de momento hay ciertas limitaciones para el aumento del comercio entre México y China. Aparte de las dificultades logísticas, mencionan que el problema es que "México fabrica muchos productos que también produce China" y además, destacan que "China vende mucho más de lo que compra".

Entradas populares