Tamaño grande

La tenista estadounidense Serena Williams, embarazada de más de seis meses, ha posado desnuda para la última edición de la revista Vanity Fa...

viernes, 3 de marzo de 2017

Una vez que adquieren armamento de Rusia, algunos antiguos aliados de Washington otorgan prioridad a mantener buenas relaciones con Moscú.


Cazas rusos Su-30SM y Su-35S previo a un desfile militar.Vladimir OstapkovichSputnik
Síguenos en Facebook

Las importaciones de armamento de Rusia por parte de aliados tradicionales de Estados Unidos ha provocado que esos países revisen su política exterior y otorguen prioridad a mantener relaciones positivas con Moscú, escribe Andrew O'Reilly para Fox News.

"El Gobierno de Vladímir Putin cada vez utiliza más su industria de defensa como una herramienta diplomática para conseguir el favor de países que tienen lazos antiguos con EE.UU.", detalla este analista.
El Su-35 ruso podría ser el último avión de combate importado por China

Para sustentar su opinión, O'Reilly menciona acuerdos recientes de adquisición de aeronaves de fabricación rusa —en concreto, cazas Su-35— por parte de Emiratos Árabes Unidos e Indonesia.

Al respecto, Hannah Thoburn, investigadora del Instituto Hudson de Washington, opina que esta táctica refuerza la posición rusa en el escenario internacional y culpa a su país, porque "espera que otras naciones propongan un acuerdo" mientras que "Rusia posee un enfoque mucho más proactivo".

El año pasado, el especialista Dave Mujamdar predijo que algunos países árabes de Oriente Medio serían fieles a su tradición y "podrían ser clientes potenciales" de los cazas estadounidenses F-16 Fighting Falcon y F / A-18 Hornet, aeronaves con pocas perspectivas de venta.