Tamaño grande

Cassini graba las tormentas gigantes de la superficie de Saturno

Cassini graba las tormentas gigantes de la superficie de Saturno La sonda Cassini  realizó con éxito el primer vuelo entre los anillos de Sa...

viernes, 21 de abril de 2017

¿ Cómo sería una segunda guerra de Corea?

El conflicto en la península coreana podría presentar múltiples posibilidades a la hora de una confrontación armada. Franz-Stefan Gady, experto en cuestiones de guerra, analiza lo que podría ocurrir.

Soldados del Ejército Popular de Corea en patrullaje.
Jacky ChenReuters
Síguenos en Facebook

La tensión en torno a la península coreana no deja de aumentar. Los últimos días han estado marcados por fuertes declaraciones tanto del Gobierno de Pionyang como de Seúl y Estados Unidos.

El experto Franz-Stefan Gady, en un artículo publicado en el portal The Diplomat, ha analizado los posibles escenarios de un hipotético choque militar entre las dos coreas. "Una segunda guerra en la península coreana podría producir entre 200.000 y 300.000 bajas militares surcoreanas y estadounidenses en los primeros 90 días" afirma Gady, citando estimaciones del Departamento de Defensa de EE.UU.
¿Es posible un ataque nuclear por parte de Corea del Norte?

Según estima el experto, el régimen de Pionyang no llevaría a cabo un ataque nuclear contra Seúl, ya que "la principal motivación de Kim Jong-un es la supervivencia del régimen", y por ese motivo no expondría innecesariamente a Pionyang a una respuesta de EE.UU., con el fin de resguardar su capacidad nuclear como una segunda carta de ataque.

En todo caso, el analista sostiene que el régimen de Pionyang podría realizar un ataque preventivo sobre Seúl con fuerzas convencionales. Esto, debido a las facilidades logísticas que se presentan "al poder movilizar hasta un millón de hombres, 8.000 piezas de artillería, 2.000 tanques, 300 aviones y demás armamentos, localizados a solo 100 millas (unos 160 kilómetros) de la zona desmilitarizada de Corea del Sur".

Franz-Stefan Gady explica que "el objetivo primordial del ataque sería tomar Seúl y retenerla lo máximo posible", ya que la toma aunque sea de una porción de la ciudad "representaría una importante victoria propagandística" y garantizaría el escenario de uno de los más costosos y complicados tipos de conflicto: "la guerra urbana".
"China no apoyaría a Corea del Norte"
¿Cómo sabremos que Corea del Norte ha realizado su sexta prueba nuclear?

Asimismo, el experto afirma que "a pesar de la existencia del Tratado de Amistad, Cooperación y Asistencia Mutua entre China y Corea del Norte, el gigante asiático "no apoyaría a su aliado ideológico ante un ataque sorpresa sobre Corea del Sur".

El pasado miércoles, la cancillería de China declaró que su país está "muy preocupado" a raíz de las noticias sobre los planes de Pionyang de llevar a cabo nuevas pruebas nucleares y lanzamientos de misiles. De la misma forma, la autoridades chinas manifestaron su compromiso de mantener el dialogo respecto a la desnuclearización de la península coreana, el resguardo de la paz, la estabilidad y la solución de los problemas existentes.
El contragolpe de Seúl y de sus aliados

En lo que respecta a la probable respuesta por parte de Seúl y de sus aliados en caso de un conflicto armado con Pionyang, Franz-Stefan Gady señala que, según el plan Castigo Masivo y Represalia de Corea (KMPR, por sus siglas en inglés), Seúl prevé la destrucción de ciertas zonas de Pionyang, incluso si los norcoreanos "no cruzan el umbral nuclear". El experto añade que el plan también incluye "ataques quirúrgicos" tanto contra infraestructuras militares como contra figuras emblemáticas del régimen.

Además señala que, dadas las características del conflicto, Estados Unidos no utilizaría su potencial nuclear, pero que apoyaría a Seúl de manera inmediata.

Soldados de las Fuerzas Especiales norcoreanas durante el desfile del 15 de Abril.Damir SagoljReuters

De ese modo, Franz-Stefan Gady señala que ante un hipotético conflicto armado frente a Pionyang, las fuerzas aliadas de Seúl y EE.UU. "prevalecerían a largo plazo" .

Mientras tanto, los últimos días ya se han observado ciertos pasos que tensan aún más el conflicto: los gobiernos de Estados Unidos y Corea del Sur acordaron tomar medidas rápidas para "castigar" a Corea del Norte en caso de nuevas provocaciones y acordaron el despliegue del sistema antimisiles estadounidense THAAD en territorio surcoreano.