Tamaño grande

Ante el rápido avance de las tecnologías, estos empleos serán los primeros en caer en el olvido en un futuro próximo.

Las primeras 7 profesiones que caerán en el olvido por culpa de la inteligencia artificial Imagen Ilustrativa pixabay / geralt Síguenos en F...

martes, 18 de abril de 2017

"Compre estadounidense, contrate estadounidense"

“Estamos enviando una señal poderosa al mundo de que defenderemos a nuestros trabajadores, protegeremos el empleo y finalmente pondremos a Estados Unidos primero”, dijo Trump








Decreto de Trump ordenaría nuevas regulaciones en EEUU para evitar fraude y abuso en inmigración.

Washington.– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el martes em Kenosha, Wisconsin, una orden ejecutiva que habilita una revisión de las visas de trabajadores extranjeros calificados, en el marco de la política “Compre estadounidense, contrate estadounidense” impulsada por su Gobierno.

“Estamos enviando una señal poderosa al mundo de que defenderemos a nuestros trabajadores, protegeremos el empleo y finalmente pondremos a Estados Unidos primero”, dijo Trump antes de firmar la orden en su visita a una fábrica en Wisconsin, señaló DPA.

La medida contempla una amplia revisión de las políticas “Compre estadounidense, contrate estadounidense”, incluyendo un estudio de las compras del Gobierno de productos fabricados en el país, para asegurarse de que tengan trato preferencial.

Trump dijo que la orden busca asegurar el cumplimiento de las leyes existentes que prescriben el uso de bienes fabricados en Estados Unidos, al tiempo que apunta a terminar con “excepciones imprudentes”.

Con respecto a las visas, la orden alcanza el sistema de visado H1-B de trabajadores migrantes calificados, habitualmente utilizado por compañías tecnológicas.

“Creemos que los trabajos primero deben ser ofrecidos a los trabajadores estadounidenses”, dijo Trump, al considerar que se cometieron abusos en el uso del programa para contratar trabajadores extranjeros y pagar menos.

Funcionarios señalaron que el decreto, firmado por Trump en las oficinas generales de la compañía fabricante de herramientas Snap-on Inc., ordenaría a los departamentos de Seguridad Nacional, Justicia, Trabajo y de Estado que propongan nuevas regulaciones para evitar fraude y abuso en inmigración. Se ordenaría además a esas dependencias que propongan cambios para que las visas H-1B sean otorgadas a los solicitantes “más capacitados o con mayor salario”, acotó AP.

La Casa Blanca dijo que el programa está actualmente menoscabando a los trabajadores estadounidenses al traer mano de obra más barata, y que algunas compañías de tecnología lo están utilizando para contratar cifras grandes de trabajadores y empujar a la baja los salarios.

Los funcionarios de Gobierno agregaron que la orden ejecutiva busca además fortalecer los requerimientos actuales de que productos estadounidenses sean utilizados en ciertos proyectos de construcción federales, así como en varios proyectos de transporte con subvención federal. Los funcionarios dijeron que el secretario de Comercio revisará la manera de cerrar formas de escapatoria en la aplicación de reglamentos existentes y proporcionará recomendaciones al presidente.

El decreto ordena específicamente al secretario que revise las exenciones a estas reglas que existen en acuerdos de libre comercio. El gobierno dijo que si las cláusulas de exención no están beneficiando a Estados Unidos serán “renegociadas o revocadas”.

Durante su campaña presidencial, Trump dijo en algunos momentos que apoyaba las visas para trabajadores altamente calificados, y luego se manifestó contra ellas. En un debate pidió que se cancelara por completo el programa, y argumentó: “Es muy malo para nuestros trabajadores y es injusto para nuestros trabajadores; y deberíamos terminarlo”.

Cada año se distribuyen por lotería aproximadamente 85.000 visas H-1B. Muchas van para empresas de tecnología, las cuales argumentan que Estados Unidos tiene una escasez de trabajadores especializados en tecnología.

Kelly apura a legisladores

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, criticó a los legisladores que cuestionan la política migratoria del Gobierno de Donald Trump.

“Si a los congresistas no les gustan las leyes que aplicamos, entonces deberían tener el coraje y la habilidad para cambiarlas”, dijo este martes en Washington en un discurso. “Si no, deberían callarse la boca y apoyar a los hombres y mujeres que están al frente”, agregó.

El trabajo de los miembros del Departamento de Seguridad Nacional se ve obstaculizado hace tiempo por una “burocracia sin sentido” e intromisiones políticas, denunció.

“Tuvieron que soportar la falta de respeto y el desprecio de los funcionarios que no tienen idea de lo que significa servir”, dijo.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que depende del Departamento de Seguridad Nacional, se convirtió en blanco de críticas al conocerse informes que indican que sus empleados endurecieron el accionar frente a los inmigrantes indocumentados desde que Trump asumió la presidencia.

Hasta enero de 2016, Kelly se desempeñó como jefe del Comando Sur de Estados Unidos.