Durante su visita a Arabia Saudita este domingo, la canciller alemana, Angela Merkel, decidió no cumplir con el requisito legal existente en ese país para las mujeres de cubrirse la cabeza en público

Merkel omite una de las reglas principales sauditas durante su visita oficial al reino.

El diálogo entre la canciller alemana y el rey saudita se centró en la cooperación empresarial y las complicadas cuestiones geopolíticas de Oriente Medio.

Reuters
Síguenos en Facebook

Durante su visita a Arabia Saudita este domingo, la canciller alemana, Angela Merkel, decidió no cumplir con el requisito legal existente en ese país para las mujeres de cubrirse la cabeza en público, algo que atrajo la atención de varios medios de comunicación.

En su visita anterior al reino en 2007 Merkel tampoco usó el 'hijab'. Tampoco lo hicieron en su momento la política estadounidense Hillary Clinton ni la primera ministra británica, Theresa May, en su primera visita oficial al país a principios de este mes.

Las estrictas reglas sauditas acerca del comportamiento de las mujeres en público no impidieron que la canciller alemana saludara al rey de Arabia Saudita, Salmán ben Abdelaziz al Saúd, y a otros altos funcionarios con apretones de mano antes del inicio del almuerzo organizado en su honor.

En su propio país, Merkel recientemente respaldó una ley que prohíbe el uso de velos integrales islámicos en los trabajos públicos.

Por su parte, el viceministro de Economía saudita, Mohammed al Tuwaijri, dijo en una entrevista al semanario 'Der Spiegel' que la canciller alemana es "un ejemplo a seguir para todas las mujeres sauditas". El alto cargo considera que Merkel puede convertirse en una fuente de inspiración para todas las mujeres del reino que quieren lograr éxitos parecidos.


De acuerdo con la Embajada alemana en Riad, la canciller tenía previsto reunirse con un grupo de empresarias durante su visita a la capital económica del país, Yeda, como un gesto simbólico de solidaridad.

Al parecer, el resultado más tangible de esta breve estancia fue una serie de acuerdos de negocio. En particular, representantes de las empresas alemanas Siemens y SAP, que viajaron con la delegación de Merkel junto con los dirigentes de Lufthansa y Deutsche Bahn, indicaron que acordaron participar en la "transformación digital" del reino.

También se firmaron acuerdos para que militares y policías alemanes entrenen a miembros del Ejército y del cuerpo de Policía de Arabia Saudita.

La canciller también habló de la campaña militar encabezada por Riad en Yemen. "Creemos en el proceso de resolución diplomática dirigido por la ONU. No creemos que pueda haber una solución militar a este conflicto", afirmó Merkel al respecto.

Entradas populares