Tamaño grande

La tenista estadounidense Serena Williams, embarazada de más de seis meses, ha posado desnuda para la última edición de la revista Vanity Fa...

viernes, 14 de abril de 2017

El Consejo de Seguridad Nacional de Japón ha discutido la manera de evacuar a los casi 60.000 ciudadanos japoneses que viven en Corea del Sur en caso de una crisis

La discusión tuvo lugar en un momento en que un grupo de ataque naval de EE.UU. se aproxima a la costa de Corea del Norte para disuadir a Pionyang de realizar una prueba nuclear.

Imagen Ilustrativa
Síguenos en Facebook

El Consejo de Seguridad Nacional de Japón ha discutido la manera de evacuar a los casi 60.000 ciudadanos japoneses que viven en Corea del Sur en caso de una crisis, según palabras de un funcionario gubernamental en medio de la escalada de tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Además de navíos y aviones comerciales, Japón enviaría aviones y buques militares para ayudar a la evacuación si Seúl lo acepta, señaló el funcionario familiarizado con la discusión, quien habló en condición de anonimato debido a la sensibilidad del asunto.

Durante una reunión celebrada el jueves el consejo también se fijó en cómo manejar el posible flujo de refugiados norcoreanos a Japón, entre los cuales podría haber espías y agentes de Pionyang, informan medios nipones citados por Reuters.

Pionyang se encuentra, según cree la Inteligencia de EE.UU., a las puertas de su sexta prueba nuclear. Por esta razón, el Pentágono ha movilizado el portaaviones USS Carl Vinson y su grupo de ataque hacia las aguas que rodean la Península coreana. Washington ha asegurado que estudia todas las posibilidades si Pionyang continúa sus ensayos de armas nucleares.
Planes de respuesta a la crisis

El primer secretario del gabinete ministerial de Japón, Yoshihide Suga, afirmó en rueda de prensa este viernes que están "manteniendo estrechos contactos con EE.UU. y Corea del Sur, además de instar al Norte a evitar acciones provocadoras".

"Haremos todo los necesario para proteger la vida y la propiedad de nuestra gente", agregó.

Japón empezó a elaborar planes de respuesta a una crisis potencial en la Península coreana en febrero pasado luego de que el primer ministro Shinzo Abe se reuniera con el presidente estadounidense, Donald Trump, en EE.UU.

Los participantes en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional pronosticaron el pasado 23 de febrero que, de estallar una crisis en la Península coreana, un flujo de refugiados llegaría en embarcaciones a las costas del mar de Japón.