Tamaño grande

Jim Yong Kim dijo que esto se sentirá más en países emergentes. La inteligencia artificial hará desaparecer entre 50 y 65% de los empleos Bu...

sábado, 15 de abril de 2017

Es increíble que en un momento puedes imaginar gran parte de tu vida unida a una sola persona y en otro momento ya no es así


Esto es lo que sucede en tu cerebro cuando te “desenamoras” del amor de tu vida


Es increíble que en un momento puedes imaginar gran parte de tu vida unida a una sola persona y en otro momento ya no es así… Muchas veces es inevitable que desaparezca el amor y cuando eso sucede, surgen dos posibilidades: continuar mientras se busca una nueva forma de amar o desistir y decir adiós a quien alguna vez se quiso.

Científicamente hablando, se sabe que enamorarse es el resultado de reacciones químicas dentro de nuestro cerebro y según Gregorina Montemayor, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Leonardo Palacios, neurólogo de la Universidad del Rosario, el amor tiene una duración promedio de uno a cuatro años, ya que la dopamina, la hormona relacionada con el placer, eventualmente deja de producirse cuando estamos con esa persona o pensando en ella y nos situamos en una realidad más objetiva.

De acuerdo con lo anterior, al dejar de producirse la dopamina, nuestro cerebro inicia otro proceso químico: comienza a “desenamorarse” y se desarrolla una nueva definición de amor en un sentido más racional que te hará eligir entre establecer un lazo más lógico o salir de la relación.

Este proceso de “desenamoramiento” se lleva a cabo en el cerebro debido a dos hormonas: la oxitocina, que se enfoca al bienestar a largo plazo y la vasopresina, que actúa como analgésico natural. Ambas sirven ayudan en el desarrollo de una relación que ya no tiene como base las fantasías ni un exceso de apego.

Así que, a partir de ahora, considera que “desenamorarse” es una experiencia normal y no siempre terminará en tragedia. Es una oportunidad de redescubrir a la otra persona pero con una perspectiva más transparente. No gastes tu tiempo en pensar por qué siguen juntos o por qué se separaron, recuerda que la ciencia tiene la mayoría de las respuestas.