Tamaño grande

EE.UU. y Corea del Sur inician maniobras militares

Altos mandos de la Armada surcoreana aseguran que la principal idea de las prácticas es la puesta a punto del sistema de alertas de misil...

martes, 11 de abril de 2017

Estados Unidos afirmó este lunes haber destruido un quinto del poderío de la aviación siria

Advierte al régimen de Al Assad de nuevas represalias si vuelve a utilizar armas químicas contra civiles
El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer - AFPAFP Washington1

Estados Unidos afirmó este lunes haber destruido un quinto del poderío de la aviación siria en su bombardeo de la semana pasada en respuesta al ataque químico que dejó 87 muertos dos días antes en Khan Cheikhoun, y advirtió al régimen de Bashar Al Assad contra nuevos ataques químicos.

El secretario de Defensa, Jim Mattis, y el portavoz de la Casa Blanca lanzaron nuevas advertencias a Siria en la víspera de la visita del secretario de Estado Rex Tillerson a Rusia, principal aliado del régimen sirio.

Tillerson viaja este martes a Moscú tras su paso por Lucca (Italia) para la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G7, que intenta presionar a Rusia para relanzar el proceso político en Siria.


Moscú y Teherán, otro aliado de Damasco, han amenazado a Washington con «reaccionar firmemente» ante toda nueva «agresión contra Siria» tras el ataque estadounidense de 59 misiles Tomahawk contra una base aérea siria.

El jefe del Pentágono Jim Mattis subrayó ayer que el ataque había «dañado o destruido el 20% de los aparatos operacionales de Siria».

«Los Estados Unidos no permanecen impasibles cuando Assad mata a inocentes con armas químicas». Siria «está advertida si utiliza de nuevo armas químicas», añadió.

El portavoz de la Casa Blanca Sean Spicer fue incluso más lejos al dejar entender que el régimen sirio habría utilizado «bombas de barril». «Si arrojas gas a un bebé o lanzas una bomba de barril contra gente inocente, habrá una respuesta de este presidente", amenazó.

Un responsable anónimo de la Casa Blanca corrigió el tiro a enseguida, dando marcha atrás sobre el uso de bombas de barril. «Nada ha cambiado» en la postura oficial estadounidense, pero «como el presidente ha repetido a menudo, no avisará de su respuesta militar», dijo.

Donald Trump mantuvo conversaciones telefónicas este lunes sobre Siria con Theresa May y Angela Merkel, que le dieron su apoyo sobre el ataque estadounidense del jueves y «se mostraron de acuerdo con el presidente Trump sobre la importancia de hacer rendir cuentas al presidente Bashar al Assad», según un comunicado de la Casa Blanca.
Reunión ampliada en Lucca

En Lucca, las discusiones proseguirán este martes antes de la conferencia de prensa de mediodía. El titular italiano de Exteriores, Angelino Alfano, ha convocado a los ministros del G7 a una reunión especial sobre Siria esta mañana temprano, ampliada a Turquía, Qatar, Arabia Saudí, Jordania y Emiratos Árabes Unidos.

El ministro italiano ha conversado por teléfono con su homólogo iraní, para pedirle que use su influencia sobre el régimen sirio para evitar nuevos ataques contra civiles.

El ministro británico Boris Johnson ha mostrado su deseo de que Tillerson salga de la reunión del G7 con un «mensaje claro y coordinado» para Rusia. En su opinión, hay que presionar a Moscú para que deje de sostener a Al Assad, que es «tóxico en todos los sentidos del término».

Johnson ha evocado a los medios británicos en Lucca la posibilidad de sanciones «contra los responsables del Ejército ruso implicados en la coordinación de las operaciones sirias y también contaminados por el comportamiento atroz del régimen de Al Assad».