Tamaño grande

Militares sostienen a Maduro en el poder

Los uniformados son el principal respaldo de la presidencia chavista. Controlan la importación de alimentos, tienen empresas en el sector m...

viernes, 21 de abril de 2017

Facebook orienta la investigación a que se escriba directamente con el cerebro

La compañía revela que trabajan en un sensor no-invansivo capaz de interpretar las señales neuronales y convertirlas en texto informó el portal web de La Vanguaria


Facebook quiere que se escriba directamente con el cerebro

Las interfaces cerebro-máquina son un elemento de ciencia-ficción cada año más de lo primero y menos de lo segundo. Facebook anunció ayer durante su conferencia para desarrolladores que lleva tiempo trabajando en secreto con más de 60 científicos en una serie de sensores capaces de identificar nuestros pensamientos y convertirlos en señales interpretables por un ordenador.

“¿Y si pudiéramos escribir directamente desde nuestro cerebro?”, leía un mensaje en las pantallas gigantes del escenario, dejando boquiabiertos a los asistentes a la presentación. Así iniciaba Regina Dugan, ex-directora de DARPA, la rama de investigación del poderoso Departamento de Defensa estadounidense, que desde hace un año comenzó a trabajar en el misterioso equipo “Bulding 8” de Facebook.

El objetivo de Facebook es poder escribir 100 palabras por minuto desde nuestro cerebro en dos años, más rápido que un mecanógrafo profesional

El equipo, nombrado por el edificio que ocupan parcialmente sus investigaciones, responde directamente ante Mark Zuckerberg y tiene presupuestos millonarios destinados a investigar tecnologías y avances científicos a largo plazo.



Dugan mostró un vídeo de un paciente paralizado que, con un microimplante cerebral, podía controlar con sus pensamientos un cursor en la pantalla. Facebook está trabajando en convertir esa tecnología en una no invasiva, que no requiera ningún tipo de cirugía. Una malla o un aparato que, situado cerca de la cabeza o reposado sobre nuestra piel o pelo, sea capaz de captar los impulsos neuronales.

Un estudio cifró la lectura media de los adultos en múltiples idiomas en 184 palabras por minuto

Una vez conseguido, según Dugan, será cuestión de aplicar algoritmos y aprendizaje automático para identificar cuando pensamos en una letra, en una acción, en un color, etc. La compañía está colaborando con varias universidades estadounidenses con potentes departamentos de medicina y bioingeniería para lograr los avances en prostéticos necesarios.

El fundador de Facebook escribió un mensaje comentando cómo la esta tecnología nos permitiría escribir “cinco veces más rápido que con un teclado de móvil”. No llega a la velocidad de lectura según estudios globales, pero es un gran salto con respecto a las actuales “0” palabras por minuto que podemos escribir con nuestro cerebro directamente. Aunque la compañía está centrada más en nuevos métodos de control para sus gafas de realidad virtual y aumentada.




De momento, cascos como los Oculus Rift de Facebook, y elementos similares como HTC Vive o Playstation VR, dependen de cámaras y mandos para identificar nuestros movimientos y donde indicar con las manos qué queremos hacer. Pero para que la experiencia sea mucho mejor, más realidad y menos virtual, deberíamos poder tomar decisiones con nuestros pensamientos directamente.

En un videojuego, pensar que nuestro personaje o nuestro avatar corra, se desplace hacia la derecha es mucho más atractivo que presionar botones. Conseguir experiencias más inmersivas y que no se queden en meras “demostraciones” entretenidas durante cinco minutos es el camino a seguir.




Facebook compró Oculus, la compañía de realidad virtual creadora de las Oculus Rift, por 2.000 millones como primer gran paso en la realidad aumentada y mixta. Quizá queden 3, 5 o 10 años para que las diferentes partes de esta tecnología lleguen a nuestros hogares, y durante estos años la inversión solo tendrá que aumentar. Las posibilidades de las interfaces directas cerebro-máquina son muy amplias como para dejarlas escapar.

El objetivo final de la investigación es interpretación de intenciones general desde el cerebro, para poder ejecutar acciones solo con pensarlo