La FBI esgrimió el informe con información nunca confirmada sobre el presidente de EE.UU. para conseguir el permiso de un juez para espiar a un ayudante de la campaña electoral de Trump.



Jonathan ErnstReuters
Síguenos en Facebook

El FBI empleó la información del informe supuestamente 'comprometedor' sobre los presuntos vínculos entre Rusia y el entonces candidato a la presidencia de EE.UU., Donald Trump, para convencer a un juez de que le permitiera espiar a un ayudante de su campaña electoral, Carter Page, citado en este dosier, informa la CNN.

De acuerdo con la cadena, el director de la FBI James Comey ha asegurado a los congresistas en varias sesiones informativas en últimas semanas que la agencia también empleó este mismo dosier como fuente de información para sus investigaciones.

En el informe, que fue supuestamente elaborado por un exagente de la Inteligencia británica para los rivales de Trump, se afirma, entre otra cosas, que Moscú dispone de información comprometedora sobre el actual presidente de EE.UU. En estos documentos se habla de un supuesto apoyo de Rusia a Trump durante más de cinco años, tiempo en el que se habría recopilado información que lo compromete, incluyendo sus supuestas citas con prostitutas.
Expediente 'comprometedor'

El dosier circuló entre los medios, políticos y agentes de la Inteligencia de EE.UU. durante varios meses pero nadie lo hizo público nunca debido a que no se pudo comprobar las escandalosas alegaciones que contenía, y por otra parte, a que contenía errores evidentes.

A comienzos del passado enero, la CNN hizo referencia al dosier en su cobertura después de que el portal BuzzFeed decidera publicarlo en su totalidad, algo que provocó un fuerte escándalo mediático debido a su poca fiabilidad.

Las agencias de la Inteligencia de EE.UU. se han distanciado desde entonces de este dosier, como recuerda la propia CNN. Tras su publicación, el director de la Inteligencia Nacional, James Clapper, publicó una declaración en la que afirmaba que había llamado a Trump para asegurarle que el informe "no es un producto de la Comunidad de Inteligencia de EE.UU." y que esta nunca creyó "que la información en este documento sea fiable".

Entradas populares