Tamaño grande

Temen que se abra la caja de Pandora y que aparezcan conflictos armados imposibles de atajar en caso de la aparición de armamento autónomo ...

miércoles, 12 de abril de 2017

"La mejor manera de desatar una guerra nuclear es provocar a Corea del Norte"

Hay toda una generación de políticos en EE.UU. para la que la crisis de los misiles en Cuba es un hecho olvidado, advierte el analista ruso Guerman Saduláev.

Personal de la Marina estadounidense preparándose para el despegue de un avión de combate F18 desde la cubierta del portaaviones USS Carl Vinson.
Erik De CastroReuters
Síguenos en Facebook

De los nueve países miembros del 'club nuclear', hay solo dos Estados dispuestos a utilizar armas nucleares y sus relaciones han llegado a un punto crítico, según el escritor y analista político ruso Guerman Saduláev.

En un artículo en ruso el analista señala que "para sacar provecho al máximo política y militarmente de la posesión de armas nucleares, no es suficiente contar con dichas armas, sino que hay que tener la determinación bien mostrada y obvia ante los demás de usarlas en caso conveniente".

Que EE.UU. está dispuesto a emplear armas nucleares, sostiene, lo dejó claro inmediatamente después de crearlas al lanzar bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

"Nadie duda de que EE.UU. pueda volver a usar la fuerza terrible de la fisión nuclear en una situación oportuna. No son solamente los más poderosos sino también los más atrevidos", afirma recordando el uso de armas químicas por parte de Washington en el sudeste asiático.
"Este pueblo no tiene nada que perder"

El segundo país dispuesto, según el analista ruso, a llevar a cabo un ataque de estas características es Corea del Norte,"víctima de calumnias, sanciones y aislamiento", el cual "se ha visto en un callejón sin salida y en un círculo vicioso".

" Este pueblo no tiene nada que perder. Está en orden de combate, movilizado y motivado. Si hace falta lanzar un ataque nuclear a un nido cercano de capitalismo, lo harán. Si hay que morir, morirán. Si hay que llevar a la mitad del mundo a la tumba nuclear, lo harán "
Guerman Saduláev, escritor y analista



Sin lazos con el mundo exterior el comunista Corea del Norte está condenado a enrocarse cada vez más, mientras que las amenazas de usar contra Pionyang la fuerza si no rechaza sus armas nucleares no hacen más que impulsar su militarización.

"Este pueblo no tiene nada que perder. Está en orden de combate, movilizado y motivado. Si hace falta lanzar un ataque nuclear a un nido cercano de capitalismo, lo harán. Si hay que morir, morirán. Si hay que llevar a la mitad del mundo a la tumba nuclear, lo harán", recalca Saduláev.

"Si alguien quiere de verdad desatar una guerra nuclear, la mejor manera es provocar a Corea del Norte", concluye.
"Resolveremos el problema sin ellos"
Así es el portaaviones de EE.UU. que encabeza la flota de ataque enviada a aguas norcoreanas

El pasado martes el presidente estadounidense Donald Trump escribió en su cuenta de Twitter: "Corea del Norte está buscando problemas. Si China decide ayudar, será genial. Si no, resolveremos el problema sin ellos". Poco antes, Washington había enviado de forma inesperada su portaviones USS Carl Vinson con un grupo de ataque hasta aguas de la Península coreana.

Seúl, protegido por EE.UU., no se mostró entusiasmado. Al contrario. El ministro de Unificación, Hong Yong-pyo, declaró que los ataques preventivos contra el Norte no son buena idea desde el punto de vista de la seguridad de la población surcoreana. Pionyang respondió con tranquilidad que está listo a librar una guerra sin cuartel.

Saduláev advierte de que EE.UU. ha olvidado que la amenaza es real y hace constar que ha crecido toda una generación de políticos para quienes la Crisis de los Misiles de Cuba de 1962 ya es un hecho olvidado.