Tamaño grande

NASA's Scientific Visualization Studio Síguenos en Facebook Este 21 de agosto el continente norteamericano experimentará por primer...

miércoles, 12 de abril de 2017

Mar de la China Meridional desata pasiones entre varios países asiáticos.

¿Es la disputa de las aguas el mayor problema en el mar de la China Meridional?

El calentamiento de las aguas de este mar, junto con otros factores, está provocando que un desastre natural "sea inminente".

Erik de CastroReuters
Síguenos en Facebook

Los bancos sumergidos, montes submarinos, arrecifes, atolones e islas del mar de la China Meridional desatan pasiones entre varios países asiáticos. Así, el clima de tensión se ha convertido en un escenario habitual en la zona. Sin embargo, el analista Anthony Bergin alerta acerca de otro factor que debería despertar preocupación: el desastre natural en estas aguas es "inminente", escribe en el portal The Strategist.

Las razones

"Un reciente informe deja claro que ha habido una pérdida significativa de coral debido al calentamiento del agua del mar", apunta Bergin, añadiendo que el Gobierno chino también está "contribuyendo a esta devastación" a través de "la sobrepesca y la destrucción de los arrecifes".
¿Es inevitable la guerra en el mar de la China Meridional?

El columnista recuerda que el Tribunal de Arbitraje de La Haya en julio de 2016 estableció que la construcción por parte de Pekín de islas artificiales en el archipiélago de las Spratly -en disputa entre China, Taiwán, Vietnam, Malasia, Brunéi y Filipinas- había violado siete puntos de la convención de la ONU sobre Derecho Marítimo en cuanto a la protección del medioambiente marino. Por su parte, Pekín alegó que las técnicas utilizadas para la construcción simulaban los procesos naturales del clima, como las tormentas marinas.

Asimismo, John McManus, de la Universidad de la Escuela Rosenstiel de Miami (EE.UU.), denuncia que solo el año pasado 104 kilómetros cuadrados de algunos de los arrecifes de coral con mayor biodiversidad de la Tierra fueron destruidos en el mar de la China Meridional debido a la caza furtiva de almejas gigantes.