Venezuela: Luego de semanas de marchas y contramarchas, las elecciones y otras peticiones de la oposición siguen como opciones muy lejanas.

¿A dónde va Venezuela?



La fiscal venezolana, Luisa Ortega Díaz, lo confirmó: “Hasta el día de hoy por estos hechos violentos han perdido la vida 26 venezolanos (...), han resultado heridas 437 personas y 1.289 han sido detenidas, de los que 65 permanecen privados de libertad y otros 217 serán presentados ante los tribunales”.

El balance de las manifestaciones, que comenzaron hace poco más de tres semanas, justo cuando Ortega cuestionó las dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que anularon las funciones del Parlamento, debería aumentar la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro.

Sin embargo, analistas consultados por la prensa venezolana, señalan que, a pesar de la protesta y el fatal desenlace hasta ahora, la solución a la grave situación está muy lejana.

Explica el portal venezolano Contrapunto que ninguna de las exigencias de la dirigencia de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha sido contemplada: la publicación de un cronograma electoral, respeto a las funciones de la Asamblea Nacional, la apertura de un canal humanitario y la liberación de los presos políticos, ha sido contemplada por Maduro ni los demás poderes públicos.

¿Por que? El chavismo, como suele hacer, se ampara en la ley (que redacta a su antojo). Las únicas elecciones previstas para este año son las de alcaldes y gobernadores, que debieron haberse celebrado en diciembre de 2016, pero el Consejo Nacional Electoral no ha dado una fecha para esta cita en las urnas.

Rafael Uzcátegui, coordinador de la organización Provea, consideró en una columna de opinión que la protesta opositora ha logrado grandes avances en el territorio comunicacional, a pesar de la falta de medidas concretas que respalden sus exigencias.

La alianza opositora informó que seguirá presionando en la calle. Convocó para hoy una nueva marcha hacia el centro de Caracas, bastión del chavismo y sede de los poderes del Estado. “Vamos avanzando. No nos rindamos. Si logramos mantener esta presión, vamos a lograr el cambio. El miércoles volvemos a la calle”, subrayó el diputado Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento.

Pero lo cierto es que sólo dos marchas opositoras han logrado su objetivo: la que llegó hasta la Conferencia Episcopal y el plantón del lunes. Las otras fueron bloqueadas por las fuerzas de seguridad, que las dispersan con bombas lacrimógenas, chorros de agua y balas de goma.

Sin revelar dónde, la oposición pretende marchar hacia la Defensoría del Pueblo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) o al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La violencia ya se desbordó en el país y la situación se tensa más con el paso de los días. “No puedo tolerar la violencia, lamento la muerte de 26 personas, sean de gobierno o de oposición”, dijo la fiscal Ortega, chavista radical, pero a quien señalan de tener serias diferencias con el Gobierno. De hecho fue la única voz oficial que pidió, el día de la “mamá de todas las marchas”, respetar la protesta y ayer pidió a los cuerpos de Seguridad revisar la forma en que llevan a cabo las detenciones. La funcionaria llamó a los sectores políticos a dejar de utilizar las descalificaciones del otro solo por pensar distinto, e hizo votos porque el país retome el proceso de diálogo nacional.

Mientras tanto, el Tribunal Supremo de Justicia mantiene la medida de desacato y anulación de las medidas sobre el Parlamento y el CNE no convoca las elecciones y organismos como la Defensoría del Pueblo han evitado tomar una posición clara en defensa de las manifestaciones. ¿A donde va Venezuela?

Entradas populares