Tamaño grande

. Solar Eclipse in Depoe Bay, Oregon, U.S. August 21, 2017. Location coordinates for this image are 44º48’35” N 124º3’43” W. REUTERS/Mike ...

viernes, 12 de mayo de 2017

A menudo estamos tan ocupados y estresados en nuestra vida cotidiana que no somos conscientes de que podemos estar sufriendo un problema de salud mental serio.

Cinco síntomas de un problema de salud mental que no debe pasar por alto.
Las manifestaciones de esta dolencia pueden ser confundidas con mera tristeza o ansiedad.

pixabay.com
Síguenos en Facebook

A menudo estamos tan ocupados y estresados en nuestra vida cotidiana que no somos conscientes de que podemos estar sufriendo un problema de salud mental serio. Las consecuencias pueden ser que no abordemos la dolencia con nadie ni busquemos tratamiento hasta que la situación ya se ha deteriorado.

Una responsable de la ONG dedicada a la salud mental Mind, Licy Lyus, ha revelado al diario 'The Independent' los cinco signos menos conocidos de la depresión y la ansiedad para que no pasen desapercibidos.

1. Alejarse de la sociedad

Si de repente se da cuenta de que está cancelando actos sociales con amigos y familiares a los que en condiciones normales acudiría, escuche a su mente.

"Tener días aburridos es una parte perfectamente normal de la naturaleza humana y por lo general estos sentimientos pasarán sin tener ningún impacto importante en su vida. Pero si estos no desaparecen después de transcurrido un par de semanas, empeoran o regresan y ya no disfruta de las cosas de las que lo hacía, ello podría ser una señal de que está experimentando depresión", afirma Lyus.
2. Problemas de concentración

Si su mente es víctima de un problema de salud mental a veces puede ser difícil pensar o hablar con claridad. También puede resultarle más difícil recordar ciertas cosas o concentrarse.

"Si usted encuentra que su concentración es peor de lo habitual, o que está teniendo problemas con cosas como la puntualidad y la toma de decisiones en el trabajo o en su actividad escolar, ello podría ser un síntoma de que vive con un problema de salud mental", asegura la especialista.
3. Problemas con el sueño

Muchas personas que viven con depresión tienen dificultades para despertarse por la mañana y duermen más de lo habitual. Ello a menudo les hace estar agotados y llevar a cabo actividades cotidianas les resulta más difícil de lo habitual. Las personas con ansiedad a menudo afirman tener dificultades para dormirse o se despiertan por la noche preocupados. También suelen apretar la mandíbula durante el sueño.
4. Sentimiento de entumecimiento

"Si usted está experimentando un problema de salud mental como la depresión, o trastorno de estrés postraumático (TEPT), es posible sentir una sensación de irrealidad en su vida cotidiana", explica Lyus. Ello puede significar que le resulte difícil conectar tanto con su entorno como con otras personas.
5. El lado físico

Un error común es pensar que las enfermedades psicológicas no causan secuelas físicas. Muchas personas con ansiedad experimentan síntomas como náuseas, temblores, sudoración y ataques de pánico. Las personas con depresión pueden tener niveles de energía más bajos que el resto y, por lo tanto, les resulta más difícil cuidarse en el día a día.