El cambio climático derrite el hielo perpetuo junto al depósito que guarda el Archivo Ártico Mundial de datos y la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, en el Ártico noruego.


La 'bóveda del fin del mundo' se topa con un enemigo inesperado

Entrada a la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, en la isla de Spitsbergen, Noruega, el 29 de febrero de 2016.
Heiko Junge / Reuters
Síguenos en Facebook

El depósito ubicado en el archipiélago noruego de Svalbard que desde 2008 acoge la Bóveda Global de Semillas de Svalbard y que desde el pasado mes de marzo aloja el Archivo Ártico Mundial de datos en forma digital —proyecto también conocido como la 'bóveda del fin del mundo'— ha sufrido un revés que pone a prueba su fiabilidad después de que se derritiera el hielo permanente que la protege, poniendo en riesgo su contenido, informa el periódico 'Dagbladet'.

La bóveda diseñada para soportar cualquier reto se ha revelado vulnerable tras el derretimiento provocado por el aumento drástico de las temperaturas en la zona, proceso que ha causado una inundación en el túnel de entrada.

"Mucha agua se ha derramado al comienzo del túnel y se ha congelado después: si entrabas allí era como un glaciar", se lamenta Hege Njaa Aschim, directora de comunicaciones del Directorado Noruego de Construcción y Propiedad Públicas (Statsbygg), en declaraciones al diario 'The Guardian'. "Que no habría 'permafrost' allí y que [el área] experimentaría un tiempo extremo como este, no entraba en nuestros planes", añade.

Un hombre porta una caja dentro de la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, en Noruega, el 26 de febrero de 2008. / Bob Strong / Reuters

Aunque el incidente no ha causado ningún daño en el contenido de la bóveda, la miembro del Statsbygg se muestra preocupada. "Se diseñó para [operar] sin ayuda humana, pero monitoreamos ahora la bóveda de semillas 24 horas al día", reconoce Hege Njaa Aschim. "Tenemos que ver qué podemos hacer para minimizar todos los riesgos y garantizar que el depósito de semillas puede cuidarse por sí solo", advierte.

"La cuestión es si esto solo está ocurriendo ahora o si va a intensificarse", afirma Hege Njaa Aschim en relación al cambio de temperaturas en la zona. En este sentido, ya se están aplicando medidas técnicas dentro del depósito para garantizar que aguante si se repite una inundación semejante. "Hay que encontrar una solución. Es una gran responsabilidad y la tratamos con toda seriedad. Lo hacemos para todo el mundo", concluye.

Entradas populares