Tamaño grande

«Hernán Cortés liberó a las tribus mexicanas de la tiranía del Imperio azteca» Una de las ilustraciones incluidas en «Los Invencible...

martes, 16 de mayo de 2017

El portavoz presidencial, Sean Spicer, ha hecho un llamamiento, especialmente a China y Rusia, para que hagan "todo lo posible en relación de sanciones para ayudar a resolver la situación".


EE.UU.: "Corea del Norte sigue siendo una amenaza para sus vecinos, incluida China y Rusia"

El portavoz presidencial de Estados Unidos, Sean Spicer, en Washington, el 15 de mayo de 2017.
Jonathan Ernst / Reuters
Síguenos en Facebook

"Creo que no hay dudas de que Corea del Norte sigue siendo una amenaza para Estados Unidos, para nuestros aliados —Japón y Corea del Sur— y sus vecinos, incluidas China y Rusia", ha declarado este lunes ante periodistas el portavoz presidencial de Estados Unidos, Sean Spicer, informa la agencia AP.

Asimismo, el vocero ha asegurado que Washington llama a todos los países de la región, "particularmente a China y Rusia", a "hacer todo lo posible en relación de sanciones para ayudar a resolver la situación" en la península y garantizar su "estabilidad".

El pasado domingo Corea del Norte lanzó un nuevo misil balístico desde una región cerca de su costa oeste, otra prueba más de este tipo realizada en el lapso de pocos meses.
Desde hace unas semanas la península coreana vive una escalada de tensión tras las últimas acciones emprendidas por la Administración estadounidense y la persistencia de Pionyang en seguir adelante con su programa nuclear.

La siempre difícil situación de la región ha empeorado aún más tras las maniobras militares a gran escala realizadas por EE.UU. y Corea del Sur, ante las que Pionyang respondió con unas declaraciones en las que sostenía que no teme a una guerra contra Washington de la que —afirma— no duda que saldrá victorioso, al mismo tiempo que amenaza con "un ataque sorprendente y preventivo".

En medio de la creciente tensión, Pionyang efectuó una prueba de un misil balístico el pasado 29 de abril, según militares surcoreanos y estadounidenses. Algunas de las versiones apuntan a que los norcoreanos lanzaron sin éxito un misil de medio alcance.