Tamaño grande

En peligro la bóveda del fin del mundo.

La 'bóveda del fin de mundo', sin electrónica ni personal para evitar su destrucción El calentamiento global ha provocado que el hie...

jueves, 18 de mayo de 2017

El recientemente botado portaaviones chino será beneficioso para Rusia en términos geopolíticos, según los expertos.



Reuters
Síguenos en Facebook

El estreno del segundo portaaviones chino a finales del mes pasado tiene implicaciones relevantes en la arena geopolítica, afirman varios expertos. El Tipo 001A, primer portaaviones de producción nacional, fue botado el 26 de abril en el puerto de Dalian, en el noreste del país. Las imágenes del Tipo 001A indican que el buque tiene un trampolín y, según se estima, cuenta con capacidad para portar entre 28 y 36 aviones.

Para el presidente del Centro Analítico Ruso-Chino, Serguéi Sanakóev, el fortalecimiento naval de China beneficiará a Rusia ya que calmará las pasiones de EE.UU. "Lo que vemos es que últimamente el inexperto presidente estadounidense ha tratado de asustar a todo el mundo en plan cowboy. Hoy le han dado a entender suavemente las que relaciones con China no son un juego, como el que él jugó con [el líder norcoreano] Kim Jong-un, a quién es fácil amenazar", explica el experto citado por el portal Svobodnaya Pressa. Sanakóev subraya que Pekín es aliado estratégico de Moscú.

Con él coincide el experto militar Vasili Kashin, que augura que el fortalecimiento naval chino no puede sino obligar a EE.UU. a reaccionar al distraer el foco de su atención de Rusia.

"En general, Rusia está interesada en que China se convierta en un actor global independiente que influya en los procesos internacionales. Esto reduciría la presión sobre Rusia por parte de EE.UU. y disminuiría el monopolio estadounidenseen las relaciones internacionales", explica el analista.

Además, Kashin recuerda que en los astilleros de Shanghái se está construyendo un tercer portaaviones chino y que en la década que viene se pondrán en quilla dos otros, más grandes y de propulsión nuclear, igual que los modelos estadounidenses.

Los tres primeros portaaviones, sostiene el experto, se emplearán en los mares cercanos, mientras que los posteriores operarán lejos de China: en las costas de África, América Latina y Oriente Medio, entre otras regiones.