En Neptuno llueven diamantes

Científicos logran reproducir en laboratorio las condiciones de este gaseoso planeta.

Neptuno tiene una alta concentración de carbono y metano, componentes de los diamantes.
Foto:

El Sistema Solar está lleno de sorpresas. En esta ocasión, el planeta Neptuno guarda tal vez una de las más intrigantes. Gracias a la alta concentración de carbono y CH4 (metano) en su atmósfera, sumada a las altas presiones y temperaturas, podríamos estar ante la receta perfecta para la formación de diamantes.

Según varios experimentos llevados a cabo por un equipo de geólogos y físicos de diferentes universidades de Estados Unidos y China, se concluyó que Neptuno podría ser uno de los planetas gaseosos del Sistema Solar con mayor probabilidad de hallar diamantes, los cuales se encontrarían dispersos en las capas más internas de la atmósfera.Publicidad

Una vez estos diamantes se formen en Neptuno, caerían en forma de partículas muy pequeñas, emulando a la caída de agua lluvia, o como grandes trozos, similar a las tormentas de granizo que, dependiendo de las condiciones atmosféricas, alcanzan tamaños considerablemente grandes.

El equipo de científicos logró reproducir en el laboratorio las mismas condiciones físicas y químicas de la atmósfera neptuniana, al comprimir metano líquido entre 100.000 a 500.000 veces la presión atmosférica terrestre. Una vez alcanzada esta altísima presión dentro de una celda especialmente diseñada para tal propósito, se empleó un rayo láser con el fin de calentar el metano hasta alcanzar casi los 2.800 °C, obteniendo así polvo de diamante.

Este experimento es de alta relevancia para profundizar en nuestro conocimiento sobre la dinámica y composición química de las atmósferas de los planetas gaseosos.
Otros planetas como Júpiter y Saturno también podrían tener diamantes en su interior. Incluso se ha sugerido que algunas estrellas con alto contenido de carbono puedan tener una estructura similar a la de los diamantes, como es el caso de las enanas marrones, astros con una luminosidad bajísima y tamaños ligeramente mayores que los de los planetas gaseosos.Método para implementar

Utilizando una técnica conocida como espectroscopía Raman, la cual observa algunas propiedades como modos de vibración y rotación y otras particularidades en un sistema, fue posible caracterizar la firma espectral de los compuestos químicos allí presentes.

Es básicamente como tomarle la huella digital al compuesto y de esta manera conocer su identidad. Se encontró que, efectivamente, había rastros de diamantes esparcidos de manera homogénea en el metano líquido.

Este tipo de descubrimientos abre la puerta al estudio de interesantes tipos de reacciones que toman lugar dentro de planetas y de algunas estrellas.

La implementación de este tipo de tecnología, que nos permite simular condiciones a las que ninguna sonda espacial ha tenido acceso hasta ahora, abre un abanico de oportunidades para que los científicos puedan analizar información de alto detalle sobre las reacciones químicas que se dan bajo condiciones que nunca antes se habían podido lograr.

No obstante haber enviado algunas misiones a explorar los planetas gaseosos, aún existen muchos fenómenos interesantes que están esperando ser descubiertos.
La posibilidad de que haya diamantes en estos gigantes del Sistema Solar es tal vez un motivante más para seguir descubriendo nuestro vecindario cósmico.

DAVID TOVAR*

Entradas populares

Imagen

En busca de El Dorado