Tamaño grande

Tras más de un mes de protestas y manifestaciones sostenidas, la represión del gobierno de Maduro contra la sociedad civil venezolana raya en niveles de horror.

Newsweek en español: Las calles de Venezuela lloran sangre Tras más de un mes de protestas y manifestaciones sostenidas, la represión del go...

jueves, 18 de mayo de 2017

Francia instó el jueves a que se ponga en marcha una mediación regional o internacional entre el Gobierno de Venezuela y grupos de la oposición

Opositores con cruces que llevan nombres de asesinados en protestas durante manifestación en Maracaibo, Venezuela, Mayo 17, 2017. REUTERS/Isaac Urrutia

Francia instó el jueves a que se ponga en marcha una mediación regional o internacional entre el Gobierno de Venezuela y grupos de la oposición para terminar con la creciente violencia en la nación petrolera, reseña Reuters.

Cientos de miles de personas han salido a las calles de Venezuela desde comienzos de abril para reclamar que se realicen elecciones, pedir la liberación de activistas presos, solicitar asistencia internacional y protestar para que se respete la autonomía del Congreso liderado por la oposición.

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo el miércoles que envió más de 2.000 militares y otros 600 efectivos de operaciones especiales al estado Táchira, en la frontera con Colombia, donde las protestas antigubernamentales han devenido en disturbios durante los últimos días.

“Para Francia, junto con sus socios europeos, la prioridad es el inmediato fin de la violencia a través del respaldo a una mediación regional o internacional que tenga la confianza de ambas partes -el gobierno y la oposición- para ayudar a restablecer el diálogo y la estabilidad”, dijo a periodistas el portavoz de la cancillería francesa Romain Nadal.

Las declaraciones del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores francés se dieron durante una conferencia de prensa de rutina en París.

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, advirtió en la víspera que si se deja que la situación escale podría llevar a una crisis internacional grave como la de Siria.