Tamaño grande

En peligro la bóveda del fin del mundo.

La 'bóveda del fin de mundo', sin electrónica ni personal para evitar su destrucción El calentamiento global ha provocado que el hie...

jueves, 4 de mayo de 2017

La sonda Cassini de la NASA en su primera inmersión en Saturno

El video comienza con una vista del vórtice del polo norte para después dirigirse al límite exterior de la tormenta hexagonal y continuar hacia el sur del planeta de los anillos.

NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute
Síguenos en Facebook

La NASA ha publicado un video de la sonda espacial Cassini que muestra lo que 'vio' al sobrevolar Saturno en la primera de sus 22 inmersiones entre el planeta y sus anillos, informa el sitio web de la agencia, que tiene sede en la. La secuencia de imágenes fue captada el pasado 26 de abril.

El video –que comprende una hora de grabaciones- comienza con una vista del vórtice del polo norte para después dirigirse al límite exterior de la extraña tormenta con forma de hexágono, la cual es más ancha que dos Tierras de lado a lado. "Me sorprendió ver tantos bordes afilados a lo largo del límite exterior del hexágono y el ojo (del huracán) del vórtice polar", ha declarado Kunio Sayanagi, del equipo de imágenes de Cassini. "Algo debe de estar evitando que diferentes latitudes se mezclen para mantener esos límites", añade el investigador de la Universidad de Hampton (EE.UU.).

Para grabar estas imágenes, la sonda pasó de estar a una altitud de unos 72.400 kilómetros a una de apenas 6.760 kilómetros y, por consiguiente, la resolución de la cámara mejoró de los 8,7 kilómetros por píxel a los 810 metros por píxel.



La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana.

La sonda despegó de la Tierra el 15 de octubre de 1997 y llegó a Titán, la luna más grande de Saturno, en enero de 2005. Desde entonces, ha estado estudiando el sistema del planeta.
Tras culminar la etapa Grand Finale, la nave espacial se sumergirá en la atmósfera de Saturno para quemarse y evitar la posible contaminación de las lunas de Saturno, que podrían ser potencialmente habitables.