Rusia instó, a través de su viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Ryabkov, a EE.UU. y a sus aliados a actuar con mesura luego del nuevo lanzamiento de un misil realizado este domingo por parte de Corea del Norte.

Rusia insta a EE.UU. y sus aliados a actuar con prudencia ante lanzamientos de misiles de Pionyang

Corea del Norte realizó su segundo lanzamiento de un misil balístico de alcance medio en una semana.

Reuters
Síguenos en Facebook

Rusia  instó, a través de su viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Ryabkov, a EE.UU. y a sus aliados a actuar con mesura luego del nuevo lanzamiento de un misil realizado este domingo por parte de Corea del Norte, informa la agencia TASS.

"Por supuesto, consideramos que este tipo de actividades [el lanzamiento de misiles] no beneficia la llegada de una solución política al problema de la desnuclearización de la península coreana. Pero, por otro lado, debo instar a nuestros colegas de Washington y a sus aliados del noreste de Asia a actuar con la máxima moderación posible y no intensificar sus maniobras militares ni desplegar más armamento en la región como respuesta a las acciones de Pionyang, debido a que esto solo conduce a una mayor escalada de tensión", declaró Ryabkov.

Según el vicecanciller ruso, existe una "ruta alternativa" en la que tanto EE.UU. como Corea del Norte deben actuar con mesura. "Por el momento, la situación se desarrolla en un escenario negativo, a través de un defectuoso método de acción-respuesta, y hay que poner fin a esto", agregó el diplomático.

Pionyang llevó a cabo el pasado domingo su segunda prueba exitosa con un misil en tan solo una semana después del realizado el pasado 14 de mayo. El último lanzamiento, un misil balístico tierra-tierra de alcance medio Pukguksong-2 (KN-15), superó una distancia de 500 kilómetros y cayó en el mar de Japón.

En los últimos meses, la península coreana vive una escalada de tensión debido la persistencia de Pionyang en seguir adelante con su programa nuclear y a las acciones emprendidas por Washington como respuesta.
La situación de la región ha empeorado aún más tras las maniobras militares a gran escala realizadas conjuntamente por EE.UU. y Corea del Sur, en respuesta a la cuales Corea del Norte declaró que no tenía miedo a una guerra contra Washington de la que no dudaba que saldría victoriosa, al mismo tiempo que amenazaba con "un ataque por sorpresa y preventivo".

Entradas populares