Tamaño grande

Jim Yong Kim dijo que esto se sentirá más en países emergentes. La inteligencia artificial hará desaparecer entre 50 y 65% de los empleos Bu...

domingo, 14 de mayo de 2017

Rusia pudo haber interceptado el misil norcoreano lanzado este domingo.

Según los datos del Ministerio de Defensa ruso, el proyectil voló en dirección contraria al territorio de Rusia.

Foto de archivo
Yoan Valat / www.globallookpress.com
Síguenos en Facebook

Los militares rusos detectaron el lanzamiento del misil norcoreano a través de su sistema de alerta de misiles a las 23:30 del sábado 13 de mayo (hora de Moscú), informa Interfax citando un comunicado difundido por el Ministerio de Defensa ruso.

Según ese documento, el misil balístico fue seguido por los militares rusos "durante los 23 minutos que duró su trayectoria hasta caer en la parte central del mar de Japón, a unos 500 kilómetros del territorio ruso". El Ministerio de Defensa ha destacado que el misil fue lanzado "en dirección contraria y a una distancia significativa del territorio ruso". El comunicado ha agregado que el lanzamiento "no representó ningún peligro para Rusia".

"Los medios de defensa antiaérea del Distrito Militar del Este son capaces de eliminar las amenazas potenciales que puedan surgir durante los lanzamientos efectuados por Corea del Norte", opina un experto militar, el general Vladímir Bogatyriov, citado por Interfax. Según el analista, esas pruebas muestran la intención de Pionyang de garantizar su seguridad ante la amenaza militar por parte de EE.UU. y sus aliados en la región.

La madrugada del domingo a las 5:28 de la hora local Corea del Norte realizó el lanzamiento de un misil balístico desde un polígono de la provincia de Pyongan del Norte, en el noroeste del país, en dirección a las islas niponas. El proyectil voló unos 800 kilómetros y cayó a las aguas del mar de Japón.

Desde hace unas semanas la península coreana vive una escalada de tensión debido a las últimas acciones emprendidas por la Administración estadounidense y la persistencia de Pionyang en seguir adelante con su programa nuclear.