Tamaño grande

La declaración de Anonymous está basada en una serie de recientes descubrimientos de la agencia espacial estadounidense. La galaxia NGC 1097...

sábado, 20 de mayo de 2017

Un acuerdo sobre el ensamblaje de helicópteros estadounidenses en Arabia Saudita por un valor de 6.000 millones de dólares crearía 450 puestos de trabajo en el país árabe.

"Trump acaba de concretar el mayor acuerdo sobre armas en la historia de EE.UU."

Durante una visita del presidente Donald Trump a Arabia Saudita este sábado, fueron firmados importantes acuerdos por 110.000 millones de dólares entre compañías estadounidenses y saudíes en el ámbito militar.

Se espera que la suma de los acuerdos de defensa alcancen los 350.000 millones de dólares en los próximos 10 años.

Uno de estos acuerdos prevé que 150 helicópteros militares estadounidenses Black Hawk sean ensamblados en Arabia Saudita. Se prevé que este acuerdo por un valor de 6.000 millones de dólares crearía 450 puestos de trabajo en el país árabe.

Sean Spicer
✔@PressSec


In Saudi Arabia @POTUS has just completed largest single arms deal in US history, negotiating a package totaling more than $109.7 billion
09:29 - 20 May 2017

Asimismo, la compañía estadounidense Raytheon y la corporación militar-industrial de Arabia Saudita acordaron hoy una cooperación estratégica en el desarrollo de sistemas de defensa aérea de Arabia Saudita y de armas inteligentes. La empresa estadounidense establecerá una unidad de negocio en el reino, que ayudará a desarrollar "las capacidades saudíes de defensa, aeroespaciales y de seguridad", reporta Reuters.

"En Arabia Saudita, Trump acaba de concretar el acuerdo de armas más grande de la historia de Estados Unidos, negociando un paquete que suma más de 109.700 millones de dólares", escribió en su Twitter el representante oficial de la Casa Blanca, Sean Spicer.

"Es una gran noticia para las compañías estadounidenses y los trabajadores estadounidenses que se beneficiarán", agregó.

El analista internacional Geovanny Vicente Romero opina que la visita al reino saudí representa un desafío para el mandatario estadounidense. "Si Trump saca provecho de este viaje, podría resolver la crisis interna en EE.UU.", sostiene.