Tamaño grande

En peligro la bóveda del fin del mundo.

La 'bóveda del fin de mundo', sin electrónica ni personal para evitar su destrucción El calentamiento global ha provocado que el hie...

sábado, 13 de mayo de 2017

Un nuevo análisis global de la distribución de bosques en el planeta ha encontrado 467 millones de hectáreas de bosques no declarados anteriormente: una superficie equivalente a la mitad del territorio de Brasil.

Descubren bosques "perdidos" en  territorio  equivalente a la mitad de Brasil. El descubrimiento aumenta la cantidad conocida de cobertura forestal global en alrededor del 9%.

David Mcnew / AFP
Síguenos en Facebook

Un nuevo análisis global de la distribución de bosques en el planeta ha encontrado 467 millones de hectáreas de bosques no declarados anteriormente: una superficie equivalente a la mitad del territorio de Brasil.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista 'Science', el descubrimiento aumenta la cantidad conocida de cobertura forestal global en alrededor del 9%, y estimulará significativamente las estimaciones de cuánto carbono se almacena en plantas de todo el mundo.
Investigadores aseguran que la selva amazónica no es virgen

Los nuevos bosques han sido encontrados al examinar las "tierras secas", llamadas así por recibir mucho menos agua de las precipitaciones de la que pierden por evaporación y transpiración de la planta. El estudio ha demostrado que estas tierras secas contienen un 45% más de bosques de lo que se había encontrado durante los análisis anteriores.

Cabe señalar que los bosques recién descubiertos no se encuentran en una zona, sino en todos los continentes habitados, pero principalmente en el África subsahariana, alrededor del Mediterráneo, la India central, la costa australiana, el oeste de América del Sur, el noreste de Brasil, el norte de Colombia y Venezuela y el norte de los bosques boreales en Canadá y Rusia.

Con las actuales imágenes de satélite y técnicas de mapeo puede parecer increíble que esta superficie forestal se haya mantenido oculta de la vista durante tanto tiempo. Los investigadores explican que este tipo de bosque era previamente difícil de medir globalmente, debido a la densidad relativamente baja de árboles.