Tamaño grande

Tras más de un mes de protestas y manifestaciones sostenidas, la represión del gobierno de Maduro contra la sociedad civil venezolana raya en niveles de horror.

Newsweek en español: Las calles de Venezuela lloran sangre Tras más de un mes de protestas y manifestaciones sostenidas, la represión del go...

viernes, 19 de mayo de 2017

Venezuela: El audio de una reunión de altos mandos militares muestra la disposición a perpetrar un baño de sangre para parar la revuelta

Generales venezolanos adiestran a francotiradores para matar a manifestantes



La orden de usar a francotiradores para matar a manifestantes ha sido dada en el seno de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela (FAN), con la advertencia de que deben tener la suficiente preparación psicológica para atreverse a disparar contra civiles. «Cuando [los ciudadanos] comiencen a ver muertos, todo el mundo se queda en su casa; la Fuerza Armada es la que va a tener que solucionar esto», trasladó a sus subalternos uno de los jefes territoriales de la FAN, de acuerdo con el audio de una reunión de altos mandos, grabado por uno de los militares asistentes y ahora divulgado. «Esto es el comienzo de una guerra», indicó otro general presente.

«Esto es el comienzo de una guerra»Uno de los generales en la reuniónEn la reunión de mandos de una de las Zonas Operativas de Defensa Integral (la ZODI del estado de Lara, pero es de suponer que similares instrucciones se cursaron al resto de zonas militares), su jefe operativo, el general José Rafael Torrealba Pérez, justificó la participación de personal armado en la retaguardia de las unidades represivas, la intervención del Ejército en la represión de las protestas (el orden público corresponde constitucionalmente a Policía Nacional y Guardia Nacional, la cual forma parte de la FAN) y el uso de francotiradores. De hecho, algunos de los 43 muertos registrados hasta la fecha perecieron por disparos de agentes del orden.

La sesión tuvo lugar el 22 abril y en ella participaron, además de Torrealba, los también generales de brigada Dilio Rafael Rodríguez Díaz, José Vicente Canelón, Iván Darío Lara Lander, Hernán Enrique Homez Machado y Carlos Enrique Quijada Rojas. Los cuatro primeros pertenecen al Ejército, mientras que Homez es de la Guardia Nacional y Quijada, de la Aviación. Su presencia fue identificada por la fuente que grabó la reunión. El audio ha sido presentado ante la Fiscalía de Venezuela.

En la grabación se escucha a uno de los asistentes cuestionar la constitucionalidad de las drásticas medidas consideradas y otro advierte de que debían adoptarlas con cuidado, porque ellos mismos podrían ir presos por haberlas ordenado. El general Torrealba admite la inconstitucionalidad, pero avisa de que Venezuela va a un estado de excepción donde todo estará permitido y la FAN debe preparase para ese momento.

Al comienzo de la reunión, uno de los generales indicó que, si hay que poner a hombres con armas de fuego en la retaguardia, debe hacerse sin que las disposiciones se den por escrito y sin que su presencia sea evidente: «Si es necesario neutralizar, no es necesario escribirlo, ni tampoco que estén ahí, detrás de la tropa, porque la misma gente de la oposición (...) toma la foto».

Al abordar la cuestión de los francotiradores, el general Torrealba advirtió de que deben ser personas capaces de aguantar la presión psicológica. «Supongo (...) que tienen un examen psicotécnico y psicológico que nos garantiza a nosotros, los comandantes, que el tipo está en plena cabal de su funcionamiento mental, dominio de situaciones críticas, actitud positiva ante las situaciones adversas, en fin, una serie de cosas, porque esto es lo primero cuando un francotirador mate a un carajo [tipo]». Acogiendo la directriz, uno de los interlocutores, posiblemente el general Rodríguez Díaz, se ofreció a organizar un curso de francotiradores con los candidatos que sus compañeros le enviaran.


«Si seguimos manejando el tema de los francotiradores, vamos a salir presos todos»Uno de los presentes en la reunión«Mi general, si nosotros seguimos manejando el tema de los francotiradores, aquí vamos a salir presos todos», intervino otro de los presentes, dirigiéndose al general Torrealba y señalando el riesgo de que la oposición pueda tomar fotografías y utilizarlas en una «guerra mediática».



El jefe de la ZODI respondió que la Constitución prohíbe los francotiradores, pero «va a llegar el momento donde vamos a tener que emplearlo y quiero que estemos preparados para ese momento, porque el presidente no se va a quedar nada más en una “fase verde”, señores, él ya firmó una banda de operaciones». Con esto hacía referencia a nuevas medidas represivas previstas por Nicolás Maduro.
«Esto es cosa nuestra»

«La Fuerza Armada es la que va a tener que solucionar este peo»General José Rafael Torrealba PérezEl general Torrealba añadió entonces: «Pudiéramos estar al comienzo de una guerra subversiva urbana, y allí vamos a ir avanzando únicamente nosotros, la Fuerza Armada, porque el pueblo, sea de oposición o revolucionario, en lo que comiencen a ver muertos –porque hay muertos y aparecen muertos– todo el mundo se queda en sus casas. Señores, se van a acordar de mí. La Fuerza Armada es la que va a tener que solucionar este peo [problema]. Entonces váyanse preparando con esos efectivos militares que pudieran hacer las veces de francotiradores».

Uno de los presentes agregó que el uso de francotiradores será legítimo cuando se declare el estado de excepción. «Nosotros vamos para allá, no podemos pensar que nos vamos a quedar así y que saliendo nada más con los medios de orden externo la gente se va a quedar tranquila, eso es mentira», declaró. «Esto es el comienzo de una guerra, señores, lamentablemente».

Más adelante, los mandos militares reconocieron que las fuerzas del orden se están extralimitando en el trato físico contra los manifestantes y plantearon mayor astucia en el derribo y neutralización de opositores para evitar imágenes contraproducentes. «No es necesario caerles a coñazos», dijo un general. A lo que apuntó Torrealba, dando por reales esas situaciones: «Exactamente, no es necesario darle patadas; no es necesario, no joda, partirle la cabeza; no es necesario, no joda, meterle los dedos en los ojos».