Alphabet, casa matriz de Google, logró vender Boston Dynamics, el fabricante de robótica detrás de BigDog.

El fabricante del perro-robot pasa a manos de Softbank

Flickr - TechCrunch

Alphabet, la compañía madre que es dueña de Google, decidió vender esta semana Boston Dynamics, la empresa detrás de aquel robot de cuatro patas que se volvió famoso en internet por cuenta de los videos en los que es pateado por los ingenieros que lo crearon.

Puede que los videos se hayan vuelto populares en internet, pero, para Alphabet, Boston Dynamics no tenía tanta gracia y por eso la puso a la venta desde hace 18 meses. Originalmente, el fabricante de robótica había sido adquirida por Google en 2013. (Lea "La era en los que los robots serán los mejores aliados del hombre")

Después de un proceso de negociación que, supuestamente, tomó varios meses, la compañía japonesa de tecnología Softbank decidió adquirir la compañía de robótica por una cifra que no se ha hecho pública.

Boston Dynamics era de las pocas compañías al interior de Alphabet que tenía licencia para entablar negocios con los militares estadounidenses. Sus prototipos eran desarrollados, primordialmente, para Darpa, la renombrada agencia de investigación y desarrollo que impulsa nuevas tecnologías de uso militar.

El robot con forma de perro, cuyo nombre original es BigDog, fue construido para el cuerpo de Marines de la Armada de EE.UU., que lo rechazó en 2015 debido al ruido que el dispositivo hacía cuando estaba en movimiento. En su momento, un portavoz explicó que “este problema pondría en peligro a las tropas en una situación de combate”.

Y aquí se encuentra parte de la razón que motivó la venta: Alphabet quiere bajarle un nivel más a su colaboración con las fuerzas armadas de EE.UU. Y, así las cosas, salir del fabricante de robótica tiene mucho sentido.

Otra de las razones tiene que ver con las dificultades para integrar Boston Dynamics en la cultura empresarial de Alphabet. En una reunión de 2015 quedaron claras las diferencias de concepto entre ambas empresas. Mientras el fabricante de robótica apuesta por proyectos que toman un gran tiempo de desarrollo, incluso décadas, la casa matriz quería concentrarse en iniciativas de más corto plazo. Estas tensiones quedaron en evidencia luego de que se filtraran las minutas de una reunión que sostuvieron las dos partes en este año.

Recientemente, Softbank también adquirió ARM Holdings, el fabricante británico de procesadores para dispositivos móviles, que tiene una valuación de más de US$30.000 millones.

Además de Boston Dynamics, Alphabet también le vendió a Softbank otro de sus fabricantes de robótica, mucho menos conocido que el primero. Se trata de Shaft, una empresa japonesa que logró ganar una de las prestigiosas competiciones de robots auspiciadas por Darpa en 2014. Sus operaciones son altamente secretas, lo que podría sugerir que esta empresa sí se encuentra desarrollando tecnología para la agencia militar.

Entradas populares