Año 2150, el Consejo Mundial de Gobierno (CMG) autoriza la producción masiva de androides y les concede los mismos derechos constitucionales de los humanos.

Resultado de imagen para Concederle a los androides los mismos derechos constitucionales


El Consejo Mundial de Gobierno CMG considerando:

Qué las reglamentaciones especiales, para la titánica tarea de la conquista del espacio, no permiten la reproducción natural en las bases lunar y marciana, por motivos valederos, causando carencias de personal que pueden poner en peligro la colonización marciana. 

 De acuerdo a serias investigaciones científicas, las embarazadas  en condiciones de ingravidez y baja gravedad,  padecen la pérdida de calcio, cuya consecuencia inmediata es la fragilidad de los huesos, el debilitamiento del sistema inmunitario y el aumento de la presión sanguínea a niveles malignos, conocido como eclampsia.

Es comprobado que no hay protección efectiva frente a la radiación en el espacio. En los embriones animales se observan serias mutaciones. En el caso de las aves, nacen ciegas y con incapacidad de volar. En el de las ratas, aparecen con el cerebro más pequeño que el de sus congéneres terrícolas. En cuanto a los cultivos de las plantas, si bien estas se reproducen en las condiciones marcianas y lunares, se descubrió con preocupación, que se están originando especies  distintas a las matrices.

Desde hace medio siglo se ha dado impulso a la industria capacitada para crear androides con habilidades para interactuar sinérgicamente con los humanos, con una limitante en número, que no puede sobrepasar el 15% del censo de la población humana mundial.

Analizándolo desde un punto de vista práctico, esta alta tecnología libera al hombre del trabajo físico y le garantiza una existencia más cómoda.  Lo mismo que disminuyen los compromisos sociales y personales que se derivaban de las relaciones de parejas humanas, en un ambiente en que las tareas científicas es el elemento principal, estando los androides  por encima de los conflictos capaces de desordenar las delicadas tareas de la colonización espacial.

La cualidad más importante de los androides, es su capacidad de introspección, función especializada humana, que permite saber si las decisiones tomadas se compaginan con las reglas de la moral y la ética vigente. 

La práctica demuestra que las relaciones con el medio les da experiencia. 
Su sistema lógico formal les permite desarrollar criterios superiores. 
Poseen la capacidad de reprogramarse para enfrentar los desafíos que se les presentan a lo largo de la vida, inclusive explorando campos del cálculo matemático como la astronomía y la química de manera más eficiente que los humanos. 
Entienden y utilizan diferentes lenguajes y símbolos. 
Pueden interactuar en el mundo exterior, transformarlo para su beneficio y en el de los demás. Generalizan, aprenden de situaciones en las cuales no tienen experiencia previa y pueden distinguir las diferentes opciones, a pesar de la similitud de las situaciones. 
No se arriesgan ciegamente en lo desconocido, por qué tienen un alto sentido de sus limitaciones cognoscitivas. 
Aprenden del pasado y sus enseñanzas, las pueden utilizar para resolver nuevas situaciones. 
Pueden desarrollar proyectos, planificando y evaluando los posibles resultados, elaborando tácticas y estrategias a partir de un plan general. 
Pueden escoger entre varias alternativas encontrándole sentido a situaciones ambiguas o contradictorias. También aprenden y desarrollan firmes creencias. Es decir son personas y bastante inteligentes, quizá tan o mucho más que sus creadores.

Ante todo lo anterior el CMG  Decreta:

Concederle a los androides los mismos derechos constitucionales que cobijan a sus semejantes  humanos y autoriza la producción masiva de ellos hasta en un 20% del censo poblacional del 2140.

Ciudad Mitad del Mundo, Octubre 26 del año 2150  
Consejo Mundial de Gobierno CMG

Por: Luis Tejada Yepes

Entradas populares