¿Cuánto podemos ahorrar con un coche eléctrico?

Conducir un coche eléctrico aúna comodidad y rentabilidad económica para el usuario junto a una clarísima ventaja para el medio ambiente. Cuantificamos los ahorros que puede aportar sustituir un solo día un coche de combustible fósil por un vehículo eléctrico.

“Adquirir un coche eléctrico es más caro”. ¿Seguro? Si analizamos la compra de manera global, la rentabilidad económica que aporta el día a día inclina clarísimamente la balanza hacia el sistema eléctrico. Junto a ello, no podemos obviar el incontestable factor medioambiental. Más allá de la concienciación, evitar la contaminación ha pasado a ser una obligación para fabricantes y usuarios, y en pocos años lo será aún más.


¿Cuánto podemos ahorrar? Pasemos estos conceptos a cifras, para hacernos una idea más clara de lo que supone escoger un coche eléctrico



– Combustible. Según datos aportados por las compañías eléctricas, recargar un coche eléctrico en casa en horario nocturno con tarifa reducida se sitúa en torno a los 1,55 euros cada 100 km, mientras que un coche de combustible fósil supone una media de 7,79 euros cada 100 km. Un día en una ciudad de tamaño mediano-grande puede llegar a suponer a un conductor, según expertos en automoción, recorrer unos 100 km., de modo que el ahorro puede cuantificarse en 6,24 euros diarios.

– Tiempo. Uno de los temores de muchos usuarios es el gasto de tiempo en recargar su vehículo eléctrico. Los sistemas de carga rápida, que suelen ser habituales en los puntos de recarga públicos, permiten recuperar en poco tiempo un nivel de autonomía compatible con el día a día. Y si se escoge la modalidad de carga nocturna, este proceso no interferirá con la jornada. Según el modelo, un vehículo eléctrico puede tener una autonomía de 300 km, de modo que el tiempo de recarga no supone un problema para su uso cotidiano

– Medio ambiente. Los coches eléctricos son vehículos de cero emisiones, esto quiere decir que contribuyen decisivamente a mejorar el ambiente en entornos urbanos.

– Ruido. Según la OMS, el nivel de confort acústico se sitúa en 55 decibelios A (dBA), y el valor máximo deseable en 65 dBA. Un estudio estadístico de la Universidad de Elche, realizado con 5 millones de datos de inspección de ruido en ITV durante cinco años, establece como media en coches diésel y gasolina 81,865 decibelios, muy por encima de estos límites recomendados por la OMS. Además, añade que se produce un aumento de entre 0,13 y 0,5 dB por año de antigüedad del vehículo. Teniendo esto en cuenta, durante todo el tiempo en que utilicemos el coche de combustión en ciudad a lo largo del día, contribuimos a aumentar la contaminación acústica de la ciudad, lo que no ocurre con los coches eléctricos. Si utilizamos el coche una media de 2 horas diarias, escogiendo el eléctrico estaremos ahorrando a la ciudad 165,73 dBA.

Ahorros en un día de uso de coche eléctrico:

6,24 euros en combustible – 165,73 dBA de ruido – Media aproximada, establecida para 100 km conducidos en ciudad y dos horas de uso.

Entradas populares