Tamaño grande

El Administrador asociado de la agencia espacial (NASA), Thomas Zurbuchen, lo afirma ante un comité del Congreso de los Estados Unidos. &qu...

lunes, 12 de junio de 2017

Droga hasta 100 veces más fuerte que la morfina puede matar con una sola dosis

Las autoridades expresaron su preocupación por el incremento de los casos de sobredosis, que ya se cobraron 20 % más de vidas que en 2016.

wikipedia.org
Síguenos en Facebook

Las autoridades antidroga de EE.UU. alertaron sobre el incremento de los casos de sobredosis, en especial, las referidas a un químico que es entre 50 y 100 veces más potente que la morfina y que puede matar con una sola inhalación.

Rod Rosenstein, procurador general adjunto de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés), advirtió que, en lo que va del año, los números preliminares sobre la cantidad de muertes por sobredosis son 20 % mayores a los registrados el año pasado, publicó el sitio New Scientist. Y aunque aún no fueron reveladas las cifras finales de 2016, medios locales estimaron que la cantidad de decesos superó los 59.000.

El principal causante de los fallecimientos es el fentanilo, un opioide sintético entre 50 y 100 veces más potente que la morfina, recetada para combatir casos severos de dolor. Sin embargo, su mayor peligro radica en que también es vendido en las calles, mezclado con heroína u otras drogas.

La 'muerte gris': la nueva droga que puede matar con solo una dosis

"Inhalar unas pocas partículas en el aire podría ser fatal", aseguró Rosenstein.

Por su parte, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades detalló que las muertes por sobredosis con opioides sintéticos como el fentanilo aumentaron 72 % entre 2014 y 2015.
Problemas para los bebés

Estas drogas sintéticas también pueden tener graves consecuencias para la salud de los bebés, ya que la exposición a este tipo de sustancias mientras están en el útero, puede derivar en síndrome de abstinencia neonatal.

En ese sentido, Carolyn Curtis, médica de un hospital de Huntington, en West Virginia, estimó que un 11 % de los niños nacidos en el centro médico padece este síndrome, a la vez que estimó que el carfentanilo, un opioide de la familia del fentanilo que es 10.000 veces más potente que la morfina, se convirtió en un verdadero problema en la región.