Tamaño grande

Las moléculas orgánicas nacen al mismo tiempo que las estrellas. Desempeñan un papel fundamental en la creación de la química orgánica neces...

jueves, 1 de junio de 2017

El físico Stephen Hawking afirmó este jueves que la detección de las ondas gravitacionales abre la puerta a «una nueva forma de mirar el universo»

Stephen Hawking: «Se ha descubierto una nueva forma de mirar el universo»

«Además de probar la Teoría de la Relatividad General, podemos esperar ver agujeros negros a lo largo de la historia del Universo», sostiene el prestigioso físico

Resultado de imagen para Stephen Hawking: «Se ha descubierto una nueva forma de mirar el universo»

El físico Stephen Hawking  afirmó este jueves que la detección de las ondas gravitacionales abre la puerta a «una nueva forma de mirar el universo», después de que se haya confirmado la última predicción que quedaba por comprobar de las teorías de Albert Einstein.

«La capacidad de detectarlas tiene el potencial de revolucionar la astronomía», señaló  el físico teórico de 74 años, experto en el campo de los agujeros negros.

La detección de estas ondas, las señales que dejan grandes cataclismos en el universo, supone además «la primera prueba de un sistema binario de agujeros negros y la primera observación de agujeros negros fusionándose», afirmó Hawking.

«Además de probar la Teoría de la Relatividad General, podemos esperar ver agujeros negros a lo largo de la historia del Universo. Podríamos incluso ver los vestigios del Universo primordial, durante el Big Bang», gracias a las ondas gravitacionales, subrayó el físico.

La investigadora de la Universidad de Glasgow Sheila Rowan, que ha participado en el proyecto LIGO que ha detectado las ondas, describió su trabajo como un «viaje fascinante».

«Estamos sentados aquí en la Tierra observando cómo las costuras del Universo se estiran y se comprimen debido a una fusión de agujeros negros que ocurrió hace más de mil millones de años», reflexionó Rowan. «Cuando encendimos nuestros detectores, el Universo estaba listo, esperando para decir 'hola'», describió la investigadora.