El Ministerio de Defensa ruso ha afirmado este viernes que un bombardeo perpetrado por sus fuerzas aéreas podría haber matado al líder de Daesh, Abu Bakr al-Bagdadi

En Bagdad, la coalición internacional contra Daesh en Siria e Irak, dirigida por Estados Unidos, «no puede confirmar» el anuncio ruso

El Ministerio de Defensa ruso ha afirmado este viernes que un bombardeo perpetrado por sus fuerzas aéreas podría haber matado al líder de Daesh, Abu Bakr al-Bagdadi, cerca de la ciudad siria de Raqqa a finales de mayo.

El ataque aéreo de los cazas rusos tuvo lugar el 28 de mayo y fue dirigido contra una reunión de altos cargos del grupo terrorista, en la que se cree que podría estar presente Abú Bakr al Bagdadi, máximo responsable de Daesh y autoproclamado «califa».

El ataque fue ejecutado por cazas Sujói Su-35 y Su-34 de la Fuerza Aérea rusa entre las 0.35 y las 0.45 horas del 28 de mayo contra el cónclave del Consejo Militar de Daesh. En su comunicado, el Ministerio de Defensa ruso ha señalado que el bombardeo mató a un número todavía no determinado de miembros del Consejo Militar del grupo terrorista, unos 30 mandos intermedios y hasta 300 milicianos que trabajaban como escoltas de los altos cargos reunidos en Raqqa.


En Bagdad, la coalición internacional contra Daesh en Siria e Irak, dirigida por Estados Unidos, «no puede confirmar» el anuncio ruso.

«No podemos confirmar la información, aunque se está investigando. Pero hay que tener en cuenta que se ha anunciado muchas veces antes la muerte del llamado califa Al Bagdadi en Siria», ha afirmado  el portavoz de la coalición, el coronel Ryan Dillon. La semana pasada, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) comenzaron su ofensiva sobre Raqqa, «capital» de Daesh en Siria, con apoyo de bombardeos de la coalición. Hasta el momento, la amalgama de fuerzas locales sirias, dirigidas por kurdos aliados de Estados Unidos, ha logrado hacerse con los primeros barrios de la ciudad. «Estamos logrando unos avances en Raqqa irrenunciables. (Las zonas recuperadas) Ya no podrán volver a caer en manos de Daesh», añade Dillon. Se calcula que quedan entre 3.000 y 4.000 milicianos yihadistas en el interior de la ciudad, donde todavía viven unos 160.000 civiles.

Entradas populares