Tamaño grande

Remontó el Támesis y sembró el pánico, dejando un reguero de incendios y asaltos. Los ingleses han preferido olvidarlo... y parece que la hi...

miércoles, 21 de junio de 2017

La alimentación rica en calcio y los constantes movimientos podrían disminuir el declive óseo en los ancianos.

Degeneración ósea: Dificultad en la vejez


La vejez es el último ciclo de vida de un ser humano, y tal etapa viene acompañada de distintos cambios cognitivos y físicos que si no son cuidados a tiempo pueden traer consecuencias en la salud. Conjuntamente los adultos mayores disminuyen las actividades laborales y otros dinamismos diarios que generan sedentarismo, ocasionando aceleradamente la aparición obvia de la degeneración ósea, siendo esta complicación una de la más comunes que presenta el envejecimiento en el marco de sus cambios originales.

Es importante conocer que existen cambios naturales evidentes en los adultos mayores. La pérdida de minerales, agua y masa ósea son algunos de los cambios que más se aceleran y se acentúan, por problemas de fijación de calcio, dificultades hormonales, la aparición de enfermedades endocrinas, sobrepeso a temprana edad, entre otros inconvenientes; que sin duda generan dolores que dificultan los movimientos y obligan a la toma de medicamentos indefinida que pueden generar complicaciones de otros tipos, como dificultades estomacales.

La degeneración ósea conlleva un sinfín de padecimientos en los huesos y las arterias; la osteoporosis, artritis y la artrosis son las más comunes y naturales en la tercera edad.

—Toda persona de edad va hacia un proceso osteopórosico, pero si tiene una buena alimentación, está activo, toma sol indirecto, etc. desacelera dicho proceso. Además la artritis, lamentablemente, es una enfermedad autoinmune de diferentes efectos y que debe ser tratada por especialistas; en cambio la artrosis es un proceso degenerativo de las articulaciones multifactorial y que pueden ser curadas en algunos casos —explica detalladamente el doctor Salvador Rivas, traumatólogo artroscopista de reemplazo articulares, egresado de la Universidad Central de Venezuela.

—Pero también la columna vertebral va perdiendo sus características anatómicas, y con el desgaste de masa ósea, el deterioro de la masa muscular, la poca actividad física, y las posturas incorrectas, algunos adultos de la tercera edad sufren de fracturas-aplastamiento vertebrales y artrosis en las articulaciones de la columna lo cual cambia el eje de la misma.

Es sumamente importante saber que las caídas afectan generalmente el fémur y la columna vertebral, aunque todo tipo de golpe o gesto afecta las articulaciones y huesos generando fracturas graves. Por eso el traumatólogo recomienda total prevención, una alimentación saludable y variada, además de la toma de calcio, vitaminas, la toma constante de sol, y la realización de ejercicios que sin duda previenen y pueden mejorar elocuentemente la calidad de vida de los adultos mayores dándoles flexibilidad, volumen muscular, fuerza y movilidad.
KATHERINE RODRÍGUEZ