Las semillas tienen células especializadas en evaluar el mejor momento para nacer.


Pixabay.

Las plantas le han ido demostrando a la ciencia que son todo menos la parte pasiva de la vida. La última sorpresa proviene de un artículo publicado The Proceedings of the National Academies of Science en el que se demuestra que las plantas pueden tomar una decisión sobre una de las claves para su supervivencia: cuándo germinar.

De acuerdo con este trabajo en el que participó George Bassel, biólogo de plantas en la Universidad de Birmingham, las semillas de las plantas utilizan diminutos "cerebros" para decidir cuando es el momento adecuado para nacer.

La periodista Tia Ghose reportó a través del portal Live Science que este "cerebro" de las plantas claramente no comparte las características de los cerebros de animales pero si ejerce la función de un centro de control que procesa información. Un cúmulo de células especializadas se encarga de procesar señales hormonales.

"Las plantas son como los seres humanos en el sentido de que tienen que pensar y tomar decisiones", comentó Bassel al portal de noticias científicas.

Los investigadores utilizaron semillas del género de plantas Arabidopsis útiles en experimentos por su corto ciclo de vida. Para decidir cuando germinar, las semillas deben encontrar un punto ideal entre la temperatura y la posible competencia a su alrededor.

Según el estudio, la semilla contiene dos tipos de hormonas. Una de ellas envía la señal para permanecer dormida y la otra para que se inicie la germinación. El tira y afloja entre esas dos hormonas ayuda a determinar la semilla el momento justo para empezar a crecer.

El trabajo complementa la idea de que las plantas no son tan sencillas como se ha creído. Recientemente otros trabajos han establecido que existen sistemas rudimentarios de comunicación entre ellas.

Entradas populares