Tamaño grande

Las moléculas orgánicas nacen al mismo tiempo que las estrellas. Desempeñan un papel fundamental en la creación de la química orgánica neces...

sábado, 3 de junio de 2017

Mustang, el ícono americano

El 17 de abril de 1964, en el Salón de Nueva York, se presentó al mundo un automóvil que se convertiría en ícono de la industria. Medio siglo después, el Ford Mustang estrenó una versión igual de potente y deportiva, pero amigable con el ambiente.

53 años después de su lanzamiento, el emblemático automóvil de Ford se encuentra en su sexta generaciónCortesía Ford

En sus orígenes, este vehículo de la marca del óvalo azul, bautizado entonces Ford Cardinal, pretendía ser un vehículo subcompacto de bajo costo. Si bien así respondería a un mercado que comenzaba a demandar carros compactos, el equipo a cargo del proyecto, liderado por Lee Lacocca, decidió darle vuelta a la idea y se la jugaron por crear un automóvil con más carácter y personalidad, que tuviera espíritu y emanara deportividad.

Así nació el Ford Mustang, un carro diseñado para los entusiastas del desempeño y amantes de la velocidad, que quieren potencia y desean expresar por medio de su auto algo de rebeldía, en el mejor sentido. Un vehículo que se convirtió en un hito, no sólo de Ford, sino de la industria automotriz, pues fue el pionero de la categoría de autos deportivos estadounidenses, también conocida como muscle cars: vehículos exuberantes y briosos, símbolo del orgullo americano.

La obra de arte de Lee Lacocca fue un éxito. Sobrepasó todas las expectativas y 18 meses después de su lanzamiento ya se había vendido un millón de unidades. El Mustang era un carro deportivo asequible y atractivo, que resultaba fascinante para el público.

Ya han pasado 53 años y hoy el emblemático automóvil de Ford se encuentra en su sexta generación. Fiel a sus raíces, se mantiene como un símbolo de velocidad, libertad y poderío, un carro que siempre ha combinado un deportivo y agresivo diseño con un potente y brioso motor.

La más reciente versión, si bien tiene un diseño más redondo y futurista, coherente con las últimas tendencias, no abandona la característica y siempre reconocible silueta del Mustang. Esto ha servido para que el vehículo se consolide como líder mundial indiscutible en un sector en el que compite con otros muscle cars fascinantes, como el Chevrolet Camaro o el Dodge Charger.

Actualmente, el motor más potente de este carro es un V8, 5 litros, que genera 435 caballos de potencia. Pero adicionalmente, para responder a la necesidad de la industria de producir vehículos más amigables con el ambiente, se desarrolló un nuevo motor Eco Boost más eficiente, con materiales más livianos, turbo, de 2,3 litros y 311 caballos de fuerza.
Juan Pablo Sánchez