Razón y emoción se combinan en nuestra vida cotidiana, sin que seamos conscientes.

Emociones inconscientes afectan decisiones


Las emociones influyen en el procesamiento de información. / IStock


A lo largo del día, el ser humano percibe una gran cantidad de información emocional que a menudo procesa sin darse cuenta. Estas palabras subliminales afectan la forma de expresarse y de tomar decisiones, según una investigación llevada a cabo por el Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos.

“Gran parte de la información emocional la procesamos de forma inconsciente y afecta nuestra manera de pensar. Es decir, razón y emoción se combinan en nuestra vida cotidiana sin que seamos conscientes de ello”, explica Manuel Martín Loeches, profesor de psicobiología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y coordinador de la sección de neurociencia del centro que llevó a cabo el estudio.

Según los investigadores, las palabras emocionales infiltradas en una oración afectaron el procesamiento sintáctico, es decir, la estructura misma de una oración que estemos procesando, y las decisiones que tomaron los individuos analizados.

Para llegar a estas conclusiones, publicadas en Frontiers in Human Neuroscience, los científicos midieron la actividad eléctrica del cerebro de 24 participantes.

Más problemas para decidir

Su tarea consistía en leer cada una de las 180 oraciones presentadas en una pantalla de computador y a luego decidir si la oración conscientemente percibida contenía o no un error sintáctico.

Al final de la tarea, ante la sorpresa e incredulidad de los participantes, se comprobaba que estos no habían sido conscientes en ningún momento de la existencia de dicha información emocional subliminal.

La comprensión del lenguaje, y en particular el procesamiento sintáctico, estaban influidos por la información emocional subliminal, dado que se veía afectado el patrón de actividad eléctrica cerebral, ligado al procesamiento de información sintáctica.

“Su cerebro había procesado la información, como demuestra la aparición de un patrón de actividad eléctrica característica del procesamiento emocional”, señala Laura Jiménez Ortega, investigadora de la UCM y coautora principal del trabajo.

Jiménez añade que “los participantes presentaban más problemas de los habituales en decidir si la oración era incorrecta”, por lo que dedujeron que estas palabras subliminales afectan de forma directa la toma de decisiones.

Entradas populares