Tamaño grande

La traición del viejo Rey. Hace  500 años, el general cordobés murió en Granada, triste y abandonado políticamente, a causa de un brote de f...

martes, 13 de junio de 2017

Tres científicos habrían encontrado la huella de lo que posiblemente causó la extinción masiva del Pérmico-Triásico, conocida también como 'la Gran Mortandad'.



Foto ilustrativa
Síguenos en Facebook

Nuestro planeta ha vivido cinco grandes extinciones de especies, y la mayor de ellas se produjo hace 250 millones de años, cuando murieron el 96 % de las especies.

Hasta hace poco los científicos no han estado seguros de qué causó este hecho. Muchos sospechan que se podría haber tratado de un asteroide, pero nadie ha encontrado nunca su cráter. Ahora es posible que haya llegado el momento de la verdad.

Tres científicos, uno de los cuales es financiado por 'The Planetary Society', creen haber descubierto los rastros de aquella remota catástrofe. Frente a la costa de América del Sur, cerca de las islas Malvinas, sugieren haber encontrado un cráter de 250 kilómetros de diámetro, 'enterrado' bajo sedimentos oceánicos, informa la página web de esta organización estadounidense sin fines de lucro.

Oleg Artemyev / Roscosmos

En un documento listo para ser publicado en agosto en la revista 'Journal Terra Nova', los investigadores sugieren que el cráter se formó cuando un asteroide más grande que el que mató a los dinosaurios colisionó con la Tierra.

La existencia de un cráter gigante cerca de las islas Malvinas fue sugerida por primera vez en 1992. Michael Rampino, geólogo de la Universidad de Nueva York y del Instituto Espacial Goddard de la NASA en Nueva York, utilizó los mapas del campo gravitacional de la Tierra para detectar una "anomalía de la gravedad" en esa zona.

¿Qué fue la 'Gran Mortandad'?

La extinción masiva del Pérmico-Triásico, conocida como la 'Gran Mortandad', tuvo lugar hace 252 millones de años y no debe ser confundida con la extinción del Cretáceo-Terciario, que marcó el fin de los dinosaurios hace 65 millones de años.

Sin embargo, lo que ocurrió durante el período Pérmico-Triásico fue mucho peor: muy pocas formas de vida sobrevivieron a aquella catástrofe. Árboles, plantas, reptiles, proto-mamíferos, insectos, peces, moluscos y microbios, casi todos fueron aniquilados. La vida en nuestro planeta llegó casi a su fin.

Las causas de aquel desastre biológico aún son desconocidas para la ciencia. Los científicos barajan varias hipótesis: un volcán extremo, el impacto de un asteroide de gran tamaño, la explosión de una supernova cercana y la liberación de ingentes cantidades de gases de invernadero atrapadas en los fondos oceánicos en forma de hidratos de metano.