Tamaño grande

Jim Yong Kim dijo que esto se sentirá más en países emergentes. La inteligencia artificial hará desaparecer entre 50 y 65% de los empleos Bu...

sábado, 17 de junio de 2017

Un equipo de investigadores estadounidenses ha observado unas mutaciones genéticas de bacterias que impiden el crecimiento de tumores y están vinculadas con el aumento de la longevidad del organismo.



Mike Segar / Reuters
Síguenos en Facebook

Biólogos de la Escuela de Medicina de Baylor en Texas (EE.UU.) y de la Universidad de Texas han encontrado un método basado en las propiedades de bacterias estomacales que podría contribuir a prolongar la vida de los humanos, según detalla un estudio publicado en la revista 'Cell'.

En el marco de su investigación, los científicos descubrieron unas mutaciones genéticas de bacterias que frenaban el progreso del crecimiento de tumores e impedían el aumento de la cantidad de moléculas beta-amiloides, relacionadas con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Los experimentos fueron realizados en nemátodos —popularmente conocidos como gusanos redondos— a los que inocularon bacterias Escherichia coli, momento a partir del cual observaron las variaciones de su longevidad. De las 3.983 mutaciones genéticas de microbios que registraron, 29 que estaban directamente relacionadas con la longevidad de los gusanos, de tal forma que la eliminación de estos genes permitió aumentar la vida de los nemátodos.

Asimismo, observaron otras 12 mutaciones que protegían al cuerpo de gusano contra el crecimiento de tumores y la acumulación de beta-amiloide.

Los biólogos concluyen que la estabilidad microbiana en el estómago es un factor crucial para la salud y la longevidad de un organismo. Su investigación confirma la necesidad de desarrollar la producción de probióticos genéticamente modificados para frenar los procesos del envejecimiento.