Tamaño grande

El Administrador asociado de la agencia espacial (NASA), Thomas Zurbuchen, lo afirma ante un comité del Congreso de los Estados Unidos. &qu...

viernes, 9 de junio de 2017

Una cámara acorazada, es donde la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días guarda sus archivos.

La inaccesible fortaleza donde la iglesia mormona almacena sus archivos. Se trata de una impresionante cámara acorazada excavada en una montaña
BITÁCORAS

¿Qué hacías cuando tus padres te decían que no entrases en una habitación concreta o que no abrieses determinado cajón? La mayor parte de los niños sucumben a las tentaciones de la curiosidad y se aventuran hacia lugares restringidos. La atracción por lo prohibido está clavada en la esencia del ser humano, o al menos en el carácter de muchas personas. Por eso resultan tan seductores los parajes misteriosos e incluso fortificados, como la Montaña de Granito, en Utah. Allí, en una cámara acorazada, es donde la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días guarda sus archivos.

El blog Viral Vinny nos habla de esta fortificación, considerada por muchos como uno de los lugares más seguros del mundo. Se encuentra a pocos kilómetros de la capital del estado de Utah, Salt Lake City. Aunque es conocida popularmente como 'The Granite Mountain', lo cierto es que la monzonita de cuarzo es su componente principal. Los mormones almacenan con celo una gran cantidad de documentación en una gran cámara excavada más de 180 metros hacia el interior del monte, en pleno cañón de Little Cottonwood.

Aunque es principalmente un archivo, el lugar tiene otras funciones. Allí también hay oficinas de administración perfectamente equipadas e incluso pequeños laboratorios donde se restauran y digitalizan documentos. Pero por lo poco que se conoce, son archivos genealógicos los que acaparan la mayor parte de los cajones de la bóveda. Páginas y más páginas de historiales son clasificados e incorporados al fondo cada año, bajo estrictas medidas de seguridad. Existen limitaciones casi infranqueables para las visitas, pero es posible conocer ciertas partes de su interior gracias a este vídeo de YouTube.

El proyecto de construcción de la Montaña de Granito, también llamada simplemente La Bóveda, finalizó a mediados de la década de los 60. Sus enormes puertas, de varias toneladas de peso, disuaden a cualquier curioso de intentar un allanamiento. Está preparada para resistir todo tipo de amenazas, ya sean naturales o con origen humano. En total, hablamos de más de 6.000 metros cuadrados de túneles y cámaras, todavía con abundante espacio disponible para almacenar muchos más documentos en las próximas décadas.