Tamaño grande

El Administrador asociado de la agencia espacial (NASA), Thomas Zurbuchen, lo afirma ante un comité del Congreso de los Estados Unidos. &qu...

sábado, 17 de junio de 2017

Una investigación norteamericana señala que durante el periodo en que creemos descansar, en realidad, estamos borrando ciertas cosas que aprendimos a lo largo del día.


Científicos dicen que dormimos para olvidar



Entre la decena de hipótesis científicas sobre por qué dormimos, un estudio ha sugerido otra noción sobre el periodo del sueño: cerramos los ojos y nos profundizamos casi siempre al anochecer, con el fin de olvidar ciertas cosas que aprendimos durante el día. Así lo plantea una investigación publicada en la revista Science.

El estudio, desarrollado por Giulio Tononi y Chiara Cirelli, concluyó que las conexiones neuronales (sinapsis) que hace el cerebro todo el tiempo para aprender, traen consigo una acumulación de ruido. Y es en el sueño cuando, argumentaban ambos biólogos de la Universidad de Wisconsin-Madison, se disminuyen las conexiones con el fin de moderar el ruido.

Por años, los dos expertos desarrollaron la idea hasta encontrar evidencia sobre la homeostasis sináptica. Según éstos, las neuronas reducen sus conexiones tras una excitación adicional de las mismas. De hecho, una prueba en ratones concluyó que el grupo de roedores dormidos tuvo 18% menos de conexiones neuronales que los cerebros de aquellos que estaban despiertos.

Asimismo, la evidencia de las ondas eléctricas concuerda con lo planteado por los científicos. O sea que durante el sueño profundo las ondas del cerebro son lentas a diferencia de las que se producen cuando el organismo está activo, haciendo que mientras domirmos la sinapsis limpie el cerebro. No solo olvidando inteligentemente, sino, aclarando los recuerdos que las neuronas conservan en sus redes.