Colombia: Los pronósticos del Gobierno en el precio del petróleo están desfasados

La economía y los mercados de valores en Colombia se debaten entre la lucha por recuperar la dinámica del comercio y la industria, y responder a la volatilidad internacional de materias primas como el petróleo y divisas como el dólar.

Bloomberg

Esta semana fue particularmente movida desde Nueva York debido a informes de las tres agencias calificadoras más importantes: S&P, Moody's y Fitch. Las tres advirtieron riesgos para las perspectivas y las notas del país debido a un optimismo tal vez exagerado por parte del Gobierno en sus metas fiscales y en sus supuestos macroeconómicos.

Y es que hace un par de semanas el Ministerio de Hacienda reveló la versión 2017 del Marco Fiscal de Mediano Plazo que es la hoja de ruta de las cifras gubernamentales.

Allí, tal como se leyó en varios informes de analistas locales y foráneos, “el pronóstico de crecimiento del Marco Fiscal de Colombia podría ser un poco optimista" de acuerdo con una frase de la firma Moody's.

En un ejercicio realizado por el equipo de Valora Inversiones se evidenció que los pronósticos del Gobierno en temas tan sensibles como el precio del petróleo están desfasados casi un 25% frente al promedio de estimaciones de los principales analistas globales para este año y casi un 15% para el 2018.



Ese persistente optimismo en las proyecciones oficiales fue recibido con escepticismo -casi pesimismo- por el mercado que no ve cómo se puedan lograr cifras de petróleo a más de 70 dólares por barril cuando claramente la oferta de países como Estados Unidos, Nigeria, Irán y la misma Arabia Saudita está presionando la caída del precio.

Más aun, el barril de crudo no ha superado los 50 dólares con fortaleza en los meses recientes y difícilmente lo hará en el futuro cercano porque la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y varios productores no pertenecientes al grupo, incluida Rusia, acordaron recortar la producción en 1,8 millones de barriles por día (bpd) hasta marzo del 2018 para aliviar un excedente global de crudo impulsado por un auge de la producción estadounidense. Sin embargo, ese acuerdo se incumple cada mes y los mercados son sensibles a ese commodity que mueve al mundo.

Consecuentemente, el dólar reacciona y los mercados y las divisas se mueven en las bolsas globales. En Colombia, el dólar volvió a superar los 3.000 pesos y en Valora Inversiones esperamos que permanezca cercano o por encima de ese nivel durante el resto del año, oscilando más arriba de los niveles del primer semestre, es decir, se moverá entre los 2.950 pesos y 3.150 pesos.

Sumado a ello, durante junio y por primera vez en casi un año, los inversionistas extranjeros vendieron más de un billón de pesos en Títulos de Tesorería (TES) presionando al alza las tasas de esos papeles del Gobierno y, al mismo tiempo, metiendo fuego a la tasa de cambio.

Todo este escenario se da en medio de la expectativa de aumentos graduales de las tasas de interés en Estados Unidos y una bolsa de valores de Nueva York que sigue marcando récords a diario en sus índices a pesar de la turbulencia política que tiene al presidente Donald Trump en el ojo del huracán por las acusaciones de la presunta injerencia de Rusia a su favor en las elecciones en las que venció a Hillary Clinton.

Bajo este panorama esperamos desde Valora Inversiones para el cierre del 2017 que el dólar cierre por encima de los 3.000 pesos, mientras las tasas de interés del Banco de la República terminen en 5,25%. Ademas, una inflación por fuera del rango meta del Emisor por tercer año consecutivo, cercana al 4,5%. Finalmente, proyectamos una alta probabilidad de recortes en la calificación crediticia del país por parte de alguna de las agencias de riesgo, pero ciertamente dudamos que se vaya a perder, por ahora, el grado de inversión.
Camilo Silva Jaramillo

Entradas populares

Imagen

En busca de El Dorado