El Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha declarado que el buque de guerra estadounidense que invadió las aguas territoriales del país frente a las islas Paracelso representa "una seria provocación política y militar"

China desplegó buques militares y aviones de combate para advertir al destructor USS Stethem que había entrado en sus aguas territoriales.

Reuters Staff / Reuters
Síguenos en Facebook

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha declarado que el buque de guerra estadounidense que invadió las aguas territoriales del país frente a las islas Paracelso representa "una seria provocación política y militar", recoge Xinhua News.

El portavoz del organismo, Lu Kang, indicó en un comunicado difundido este domingo que Pekín desplegó buques militares y aviones de combate para advertir al destructor USS Stethem que había entrado en sus aguas territoriales en el mar de la China Meridional.
Parte inherente del territorio nacional

Las islas Paracelso son una parte inherente del territorio nacional, insistió el funcionario, señalando que de acuerdo con la Ley de la República Popular de China sobre el Mar Territorial y la Zona Contigua, el Gobierno chino promulgó la frontera del mar territorial frente a las islas en 1996.

"La relevante legislación china tiene reglamentos explícitos sobre la entrada de buques militares extranjeros en el mar territorial de China", aseveró Lu Kang.
La "libertad de navegación"

Sin embargo, bajo el pretexto de la "libertad de navegación", la parte estadounidense envió una vez más un buque militar a las aguas territoriales de China cerca de las islas Parcelso sin la aprobación de Pekín, según apuntó el diplomático.

"Su comportamiento ha violado las leyes chinas y el derecho internacional, ha atentado contra la soberanía del país, ha alterado la paz, la seguridad y el orden de las aguas correspondientes y ha puesto en peligro las instalaciones y el personal de las islas chinas", reza el comunicado.
Una región que aspira a la estabilidad

China y los Estados miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) han calmado y han mejorado la situación en el mar de China Meridional, según Lu, mientras que Estados Unidos deliberadamente agita los problemas en una región que ―según sus palabras― aspira a la estabilidad, la cooperación y el desarrollo.

"La parte china insta a Estados Unidos a que ponga fin de inmediato a este tipo de operaciones provocativas que violan la soberanía de Pekín y amenazan su seguridad", agregó el portavoz y concluyó afirmando que su país seguirá tomando todas las medidas necesarias para defender la soberanía y seguridad nacional.

Entradas populares