Escanean los fósiles de unos de los primeros representantes de vida del planeta.


Revelan cómo eran unos de los más antiguos y misteriosos seres vivos de la Tierra

Reconstrucción de Rangea, uno de los organismos primigenios en la Tierra.
newscientist.com / Alana Sharp
Síguenos en Facebook

Científicos del University College de Londres han estudiado a través de la tomografía computarizada a uno de los más antiguos y enigmáticos habitantes de la Tierra. Los expertos han escaneado fósiles de la especie rangea, que 'vivió' hace unos 600 millones años en el período Ediacárico. Sus restos son tan escasos y están tan mal conservados que los investigadores son aún incapaces de saber si eran plantas, animales o si hasta constituían una forma de vida distinta.

Lo que saben los científicos con seguridad es que se trata de "los primeros organismos verdaderamente grandes y multicelulares que se dispersaron ampliamente antes de que evolucionaran los verdaderos animales", afirma Alana Sharp, líder del estudio, en la revista 'The New Scientist'. Probablemente, estiman los especialistas, fueron los animales los causantes de la extinción de las rangeas: tal vez se los comieron.

'Sello' fósil de una Rangea. / wikipedia.org

En aquella época lejana los seres vivos multicelulares que habitaban la Tierra aún no desarrollaban membranas firmes a pesar de acanzar hasta dos metros de altura. Es por ello por lo que los que se han conservado hasta ahora lo hayan hecho en forma de 'sellos'. Sin embargo, dos fósiles de rangea hallados en Namibia tienen forma tridimensional, por lo que han podido ser escaneados. Son dos ejemplares de la especie rangea

La rangea crecía hasta unos diez centímetros y tenía una forma parecida a hojas de los helechos. "Es la primera mirada al interior de esta especie de los Rangeomorfos" y gracias a ella se ha podido ver "su estructura interna y el núcleo central", explicó Sharp.

¿Cómo eran estas raras especies?

Es escáner mostró que el rangea tenía un canal en forma de cono en el interior de su tronco central, que probablemente servía como una especie de esqueleto primitivo. Este le ayudaba a mantener su estructura.

Del tronco central salían de forma simétrica seis frondas, haciendo su corte horizontal parecer el de una naranja. Los investigadores creen que las seis frondas se inflaban como globos para 'alimentarse'. Aparentemente las Rangeas se alimentaban absorbiendo los alimentos a través de sus membranas y al inflarse maximizaban su superficie para poder 'comer' más.


Entradas populares