Google en colaboración con la NASA detallan los avances del primer ordenador cuántico comercial que promete ser más de cien millones de veces más potente que los ordenadores convencionales.

Google arranca el primer ordenador cuántico comercial
Rupak Biswas, director de tecnología de la Nasa, durante la presentación -
Puesta a punto de unas de las próximas revoluciones tecnológicas: la computación cuántica, cuya potencia promete ser muy superior a los ordenadores tradicionales. Y Google ha comenzado a allanar el camino. Durante los dos últimos años, el gigante de internet ha colaborado con físicos experimentales de California para poner en marcha el primer ordenador cuántico comercial.

Este ordenador cuántico ya es completamente funcional. Tras años de misterio e incertidumbre, la iniciativa de D-Wave, empresa pionera en este campo desde su constitución en 1999, ha arrancado una nueva fase. Así se ha dejado constancia en un evento organizado en el Centro de Desarrollo Ames de la NASA en el que se han mostrado los avances acerca de una máquina adquirida conjuntamente entre Google y la NASA en 2013, el D-Wave X2.

Este monstruo posee un procesador capaz de realizar la llamada «optimización discreta», una operación aplicable en la solución de problemas de optimización muy específicos. Algunas de las aplicaciones mencionadas para este ordenador que sigue las reglas de la Física Cuántica hablan sobre inteligencia artificial. Una de las principales motivaciones detrás del esfuerzo para desarrollar ordenadores cuánticos es el fenómeno cuántico de la superposición, en el que pueden existir partículas en muchos estados a la vez, lo que permite procesar enormes cantidades de datos en paralelo.

«Hemos aplicado recientemente los nuevos conocimientos para resolver los problemas de optimización», señala en un comunicado Hartmut Neven, responsable de ingeniería. «Estos problemas se diseñaron para demostrar que la computación cuántica tiene ventajas a la hora de ejecutar las tareas informáticas».

Los responsables del proyecto han confirmado que los nuevos procesadores son hasta 108 millones de veces más rápidos que los de un ordenador tradicional, aunque se muestran cautelosos de los avances obtenidos. «Los resultados son interesantes y muy alentadores, pero queda aún mucho trabajo por delante para convertir la optimización cuántica en una tecnología práctica», subraya este experto.

En cualquier caso, el anuncio no vuelve a ser ajeno a la polémica, ya que la intertiumbre ha paseado en torno a esta innovación que contempla varias dudas. Esta computación cuántica, no obstante, podría revolucionar las capacidades de la informática al poder realizar cálculos en casos minutos que, con los métodos actuales, se tardarían miles de años.
J.M.SÁNCHEZ 

Entradas populares

Imagen

Lechuga alienígena