Tamaño grande

Remontó el Támesis y sembró el pánico, dejando un reguero de incendios y asaltos. Los ingleses han preferido olvidarlo... y parece que la hi...

jueves, 13 de julio de 2017

Hernán Cortés no «quemó sus naves» para evitar que sus hombres huyeran cuando desembarcó en Yucatán en 1519

México prepara la búsqueda de los navíos de Hernán Cortés

La arqueóloga Pilar Luna anuncia un proyecto conjunto con investigadores norteamericanos en el Golfo de México
Hernán Cortés ordena dar al través sus navíos (1519), cuadro de Rafael Monleón y Torres, 1887. - WIKIPEDIA



Hernán Cortés no «quemó sus naves» para evitar que sus hombres huyeran cuando desembarcó en Yucatán en 1519. Él mismo cuenta en su segunda carta-relación enviada al emperador Carlos I que los «echó a la costa» en Veracruz antes de partir a explorar el interior mexicano. Once barcos españoles yacen desde entonces en el Golfo de México, aunque su reposo podría verse alterado en los próximos meses.

La Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México va a iniciar la búsqueda de estos navíos que pertenecieron a Hernán Cortés. Así lo ha anunciado la arqueóloga mexicana Pilar Luna, que después de 37 años de estar al frente de la SAS deja el cargo para dedicarse de tiempo completo a la investigación y a dirigir el proyecto Hoyo Negro en Tulum, Quintana Roo.

En una entrevista en el diario mexicano Crónica, Luna anuncia que «este año» van a llevar a cabo «un proyecto conjunto con investigadores norteamericanos, con una beca de National Geographic» para hacerbarridos de geofísica aplicada a la arqueología subacuática y conocer si los navíos de Hernán Cortes se encuentran «en las zonas donde los archivos históricos nos llevan a pensar que por ahí podrían haber quedado».


«Prácticamente sería en la parte del Golfo de México», apunta la arqueóloga.

Allí el INAH tiene registrados 400 puntos con elementos de accidentes marítimos que pueden ser desde anclas, cañones, balas, cadenas, hasta barcos hundidos completos, pero hasta el momento no han encontrado los navíos de Cortés.
Sin éxito con el Juncal

Tampoco han dado con la nao española «Nuestra Señora del Juncal» ni con ninguno de los 13 barcos de la flota de Nueva España de la que ésta era su buque insignia junto con el galeón Santa Teresa. Se cree que «Nuestra Señora del Juncal» llevaba el mayor cargamento salido del Nuevo Mundo, según describen las crónicas de la época, cuyo valor actual alcanzaría los 3.000 millones de euros.

Pilar Luna explica que el proyecto de investigación de Nuestra Señora del Juncal «surgió, honestamente, de la presión que había por parte de buscadores de tesoros hacia autoridades del gobierno mexicano y de otras dependencias nacionales para conseguir el permiso de que ellos pudieran, vamos a decir, explorar, aunque en realidad era explotar, los restos de la carga que iba en ese barco que viajaba de América hacia Europa».

«El proyecto nació llamándose Nuestra Señora del Juncal, pero fue cambiando el nombre conforme empezamos las investigaciones de archivo», señala la arqueóloga mexicana. El barco de la flota de la Nueva España salió de Cádiz en 1630 y regresó en 1631 como uno de los barcos insignia de esa flota, «pero en el tornaviaje enfrentaron dos nortes en el Golfo de México y desafortunadamente se hundieron», agrega Luna.

Solo 39 de las 300 personas que viajaban en el Juncal lograron salvarse del naufragio. Gracias a sus declaraciones ante distintas instancias de México y España se pudo saber que además del «Nuestra Señora del Juncal» se hundió el galeón «Santa Teresa».

Desde el inicio de la investigación en 1985, el proyecto ha ido ampliándose conforme se han ido encontrando vestigios de naufragios o de accidentes marítimos y paralelamente se abrió un «Inventario y diagnóstico de recursos culturales sumergidos en el Golfo de México». Hasta la fecha, las características de los elementos que sobresalen en el fondo marino en los más de 400 sitios registrados por los investigadores les llevan a pensar que ninguno se corresponde con las fechas del «Nuestra Señoral del Juncal».

El SAS también investiga un Galeón de Manila temprano en las costas de Baja California, que data de 1570. «Esos viajes entre Acapulco y Manila (Filipinas) se hicieron durante 250 años ininterrumpidos», recuerda Luna. Es uno de los proyectos destacados en la costa del Pacífico. Los investigadores tienen la certeza de que allí hay muchos naufragios, pero carecen de tiempo y recursos humanos y financieros para nuevos proyectos.