La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar


Foto de Urano obtenida por la sonda Voyager 2.
NASA/JPL
Síguenos en Facebook

Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU.

La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar.

Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados.

"Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente[…] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la dirección correcta, puede resultar reconectado y la magnetosfera de Urano cambia de estado abierto a cerrado, y de nuevo a estado abierto, diariamente", explica.

Este fenómeno conocido como 'reconexión magnética' se da cuando dos líneas de campo magnético opuesto se rompen y vuelven a conectarse entre sí, lo que libera grandes cantidades de energía. Este fenómeno da origen a las auroras.

Expertos del instituto estadounidense han llevado a cabo su estudio a partir de las fotos obtenidas por la sonda Voyager 2 en 1986. Asimismo, creen que los estudios de Urano pueden ayudar al mundo científico a saber más sobre los planetas que se encuentran fuera del Sistema Solar.

Entradas populares