Tamaño grande

Gran parte de la información sobre este caza de quinta generación aún se mantiene clasificada. Evgeny Biyatov / Reuters Síguenos en Facebook...

jueves, 6 de julio de 2017

La plataforma Bithumb ha reportado una fuga de información sensible de alrededor de 30.000 usuarios, parte de los cuales han perdido el equivalente a millones de won surcoreanos.


Imagen Ilustrativa
Benoit Tessier / Reuters
Síguenos en Facebook

Bithumb, el mercado de criptomonedas más importante de Corea del Sur, ha sufrido un ataque cibernético que habría comprometido datos sensibles de unos 30.000 usuarios de la plataforma. La fuga de información habría ocasionado la pérdida de "cientos de millones" de won surcoreanos —el equivalente a cientos de miles de dólares— de un 3% de las cuentas comprometidas.

Según informa la agencia Yonhap, se cree que el robo de datos ocurrió como resultado de un 'hackeo' a computadoras personales de algunos empleados de la plataforma. Después de obtener acceso a las cuentas de usuario, los piratas informáticos ejecutaban un esquema de 'phishing': haciéndose pasar por trabajadores de Bithumb, le pedían a los clientes vía telefónica sus códigos de acceso al sistema, para luego ejecutar retiros de bitcoines de sus cuentas.
Doble 'hackeo': piratas informáticos roban 1.870 dólares en bitcoines en pocos minutos

Ante esto, la casa de cambio aseguró en un comunicado que la brecha de seguridad "es independiente de la red interna de Bithumb, del servidor y de la cartera virtual", y que todos los depósitos de sus miembros, tanto en moneda real como virtual, son "seguros". No obstante, un reporte del portal MK apunta a que brechas de seguridad han afectado a múltiples usuarios desde febrero.

Bithumb es la plataforma de cambio de criptomonedas más grande de Corea del Sur, y el mayor portal de intercambio de ethereum en el mundo. El incidente fue denunciado por la misma casa de cambio ante la Agencia de Internet y Seguridad coreana, que se encuentra ahora realizando la investigación correspondiente junto con otras entidades de Gobierno. Ningún grupo se ha responsabilizado del ciberataque.