Tamaño grande

Manifestantes antigubernamentales celebran después de apoderarse de la autopista Francisco Fajardo, que corre a lo largo de Caracas, a final...

viernes, 7 de julio de 2017

Para hoy, encontramos que el precio del crudo cae con fuerza en medio de la preocupación por el aumento de los suministros en un mercado que lleva más de dos años marcado por la sobreoferta.

Venezuela: Se aleja la meta de tener un precio promedio de USD 45 por barril en 2017

El ministro de Petróleo de Venezuela, Nelson Martínez, asiste a una ceremonia de PDVSA en Caracas. 31 de enero de 2017. REUTERS/Marco Bello

Para hoy, encontramos que el precio del crudo cae con fuerza en medio de la preocupación por el aumento de los suministros en un mercado que lleva más de dos años marcado por la sobreoferta.
Los datos sobre el creciente volumen de exportación de Estados Unidos, contrarrestaron el sentimiento positivo que inicialmente generó la fuerte bajada de los inventarios de crudo.

Como mencionamos ayer, los datos del API, apuntaban a que las existencias en Estados Unidos, habrían bajado en 5 millones 760 mil barriles durante la última semana y que las previsiones de analistas, inversores y “traders”, apuntan a una reducción de los inventarios de unos 2 millones 250 mil barriles.

Pues bien, el mercado recibió, de manera positiva, el informe oficial de la Agencia de Información para la Energía del Gobierno estadounidense que reflejaba una caída 6 millones 300 mil de barriles durante la última semana, es decir mayor a todas las estimaciones y, además, anotaban una caída e inventarios de gasolina, en 3 millones 700 mil barriles.

La reacción instantánea del mercado fue reflejar el alza en los precios del crudo. Sin embargo, al analizar los datos en el informe se concluye que aun cuando hay una fuerte demanda en el país, esta se ha quedado eclipsada por un incremento semanal de la producción de alrededor del 1%. Este aumento de la oferta estadounidense, se suma a la ya conocida publicación de las exportaciones de la OPEP que dice que escalaron en junio por segundo mes consecutivo, a pesar de que el cártel se ha comprometido a limitar la producción hasta marzo de 2018 para equilibrar el mercado.

La producción de EEUU alcanzó los 9 millones 350 mil barriles diarios, el mes pasado, la mayor desde agosto de 2015, y se pronostica que aumentará a más de 10 millones por día, a principios del próximo año.

En consecuencia, tenemos que a media jornada de hoy viernes 7 de julio, en Londres, tenemos que se cotiza a la baja en el ICE Futures Exchange de Londres, el marcador Brent en 47.30 $/B perdiendo 0.80 $/B, luego del cierre de ayer en 48.10 $/B.

Con respecto al mercado de Nueva York, la situación es muy similar para el referencial del NYMEX, el marcador WTI, hoy viernes 7 de julio, se ubica en 44.75 $/B mostrando una pérdida de 0.75 $/B, con respecto al cierre de ayer 6 de julio en 45.50 $/B.

Ahora bien, para agravar la opinión de “traders”, analistas e inversores, en relación a la sobreoferta de crudo, se conoce que las existencias estratégicas de crudo estadounidenses han caído al nivel más bajo en más de 12 años, a medida que el boom del crudo no convencional, reduce la necesidad del país de tener un “colchón” o amortiguador de emergencia contra una posible escasez o corte de suministro.

Es imperativo recordar que los Estados Unidos establecieron la reserva estratégica, a raíz del embargo petrolero en 1973-1974, cuando varios estados de Oriente Medio cortaron los suministros de petróleo a los Estados Unidos. La construcción de las primeras instalaciones de superficie comenzó en junio de 1977.

El Departamento de Energía ha informado que los inventarios de la reserva estratégica (SPR), disminuyeron alrededor de 13 millones de barriles durante las últimas 17 semanas. Precisa la información que en dos ventas, realizadas en enero y febrero, la agencia vendió casi 17 millones de barriles de crudo, almacenado en el subsuelo en sus cavernas de sal (Texas y Louisiana) a compañías como la estatal china PetroChina Co. Ltd.

Es obvio que las ventas de esos inventarios de crudo, clasificados como reservas estratégicas, tienen menos impacto hoy que en el pasado, dado que los EE.UU. no necesitan tanto en almacenamiento, el cual se estima en 60 días de su importación neta de crudo y productos como reservas de emergencia.

El petróleo y las importaciones netas de productos refinados se situaron en 4 millones 230 mil barriles diarios para la semana que finalizó el 23 de junio, por debajo de un récord de 14 millones 400 mil en noviembre de 2005.
Los analistas tienen muy claro que dado que el nivel de importaciones se ha reducido, la reserva estratégica puede ubicarse en unos 300 millones de barriles.

Por último, tengamos en cuenta que el gobierno de Donald Trump tiene planes de vender otros 270 millones de barriles de crudo del SPR durante los próximos tiempos, para ayudar a reducir las deudas del país.

De modo que, sigue reforzándose la hipótesis de precios bajos en lo que resta del año 2017 y también para el comienzo del próximo 2018.

Para Venezuela, parece alejarse, cada vez más y con mayor fuerza, la opción de tener un precio promedio, para el 2017, de 45 $/B que ya era, en si mismo, un precio deficitario en función de la importante reducción de la capacidad de producción que tampoco podrá ser revertida a corto plazo.

Para hoy, luego del mediodía se espera la publicación de la empresa Baker Hughes sobre el número de taladros activos en los Estados Unidos, un indicador importante para el mercado.

Horacio Medina