Tamaño grande

Gran parte de la información sobre este caza de quinta generación aún se mantiene clasificada. Evgeny Biyatov / Reuters Síguenos en Facebook...

domingo, 2 de julio de 2017

Seis años después del desastre de Fukushima, comenzó este fin de semana el juicio en Japón a tres ex ejecutivos de Tokyo Electric Power Co. (TEPCO), quienes se declararon inocentes del cargo de negligencia



Seis años después del desastre de Fukushima, comenzó este fin de semana el juicio en Japón a tres ex ejecutivos de Tokyo Electric Power Co. (TEPCO), quienes se declararon inocentes del cargo de negligencia.

Los directivos se disculparon en la corte por el desastre nuclear, entre ellos, Tsunehisa Katsumata, de 77 años y ex presidente de TEPCO.

Mientras los dos ex vicepresidentes descartaron tener alguna culpabilidad sobre lo ocurrido, porque no podían predecir el enorme tsunami que inundó la planta nuclear.

Tal asunto es la clave de la causa en el juicio, el primero que pondera la responsabilidad penal de funcionarios de la compañía TEPCO, la cual no ha sido acusada.

Medios periodísticos aseguran que probablemente el proceso judicial en la corte del distrito de Tokio dure más de un año.

Un fiscal expresó que los tres acusados tenían acceso a datos y estudios para prever los desastres causados por el tsunami de más de 10 metros que causó la pérdida de energía y graves accidentes nucleares.

'Ellos dejaron que los reactores siguieran funcionando sin adoptar medida alguna, pero si hubieran cumplido con sus responsabilidades de seguridad, el incidente no habría alcanzado la magnitud que tuvo', dijo el fiscal. Los tres reactores de la planta en Fukushima soportaron fusiones del núcleo luego que el área al norte de Tokio se viera azotada por un fuerte terremoto y un siguiente tsunami el 11 de marzo del 2011.

'Yo me disculpo por los problemas ocasionados y las consecuencias a los residentes del área y en todo el país a causa del grave accidente que provocó el escape de material radiactivo', aseguró Katsumata, aunque añadió que 'era imposible de predecir'.

Él y los otros dos acusados, Sakae Muto, de 67 años, e Ichiro Takekuro, de 71, señalaron que no podían evitar el desastre.

Autoridades judiciales reflexionaron sobre la causa en dos momentos, pero la abandonaron y un panel judicial de ciudadanos anuló la decisión al presentar los cargos contra los exejecutivos.

Este juicio busca determinar a los responsables y comprobar si habría sido posible evitar el accidente nuclear, el peor desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986, que aún mantiene desplazadas a miles de personas que vivían junto a la planta.

El proceso se centrará en determinar por qué no se adoptaron medidas para garantizar la seguridad.