Trump lanzó una serie de mensajes amenazantes a los enemigos de EE.UU. durante la puesta en marcha del USS Gerald Ford.


Trump pone en marcha el problemático portaaviones más caro del mundo



El portaaviones USS Gerald R. Ford.
MCC Christopher Delano / US NAVY / AFP
Síguenos en Facebook

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha puesto en servicio el portaaviones nuclear USS Gerald R. Ford este sábado en la base naval de Norfolk, Virginia. El mandatario alabó la construcción del portaaviones —elogiado como el más moderno del mundo— y aseguró que, en caso de conflicto militar, su país prevalecerá por sobre de cualquier oponente.

"El acero y las manos estadounidenses han construido un mensaje de 100.000 toneladas para el mundo", expresó el mandatario durante la ceremonia de inauguración, según informa CBS News. "El poderío de EE.UU. es insuperable", agregó como parte de su discurso, cargado de declaraciones de carácter militar.

"Cuando se trata de la batalla, no queremos una pelea justa. Exigimos victoria, y nuestra victoria será total, créanme", aseveró Trump, agregando que, gracias a este nuevo portaaviones, un conflicto militar con EE.UU. "siempre terminará de la misma manera [...] ganaremos, ganaremos, ganaremos, nunca perderemos", reiteró.



”Cuando se trata de la batalla, no queremos una pelea justa. Exigimos victoria, y nuestra victoria será total, créanme”
Donald Trump, presidente de EE.UU.

No lanza ni recibe aviones

El USS Gerald Ford (CVN-78) corresponde al primer portaaviones que EE.UU. pone en servicio en 40 años. El buque —en cuya construcción participaron unas 9.000 personas— es el más caro del mundo, con un costo de casi 13.000 millones de dólares.


Sin embargo, la nave —de casi 300 metros de eslora— tiene problemas para que las aeronaves despeguen y aterricen en su cubierta, pues su sistema de frenado falla, a pesar de que triplicó su coste presupuestado hasta 961 millones de dólares. Además, es incapaz de lanzar ciertos tipos de aviones.

Mientras tanto, la Armada estadounidense trata de resolver este problema. Se espera que el barco y sus 2.600 soldados de tripulación se unan de pleno a la Marina de EE.UU. al menos dentro de cuatro años, cuando concluyan las pruebas de mar correspondientes.

Entradas populares